Internacionales | medio ambiente

3 de julio: Día libre de bolsas de plástico

Cada 3 de julio se celebra el Día internacional libre de bolsas de plástico. Se trata de una fecha cuyo objetivo es el de concienciar sobre la necesidad de reducir su uso y fomentar el consumo responsable.

Los motivos son conocidos ya que en pocas generaciones hemos pasado de que nuestras abuelas usasen una cesta de mimbre o un carrito, a consumir más de 200 bolsas de plástico al año por persona, lo que representa más de 500 billones de bolsas en el mundo.

500 billones de bolsas no pueden evaporarse por si solas de la faz de la tierra y las consecuencias para la fauna, la flora, el medioambiente y nosotros mismos, puesto que ya han entrado en la cadena trófica.

Por ello, el Día Internacional Libre de Bolsas critica que las campañas actuales se dirijan sólo al consumo de bolsas fabricadas en polietileno de alta densidad (Hdpe), defiende que sustituir unos plásticos por otros “igualmente comportaría el consumo de recursos no renovables y una contaminación en caso de que se consumiera la misma cantidad de bolsas oxodegradables, de papel, biocompostables, etc.” y propone lo siguiente:

. Reducir de forma efectiva el consumo de bolsas de un solo uso.

. Optar por un consumo responsable, donde la función principal del envase -el transporte de la compra- sea con sistemas de larga duración o reutilizables.

. Reivindicar que los gobiernos ordenen normativas y medidas de fiscalidad ambiental para hacer posible la reducción efectiva de las bolsas, y actuaciones de sensibilización y comunicación ambiental, y no dependan de la voluntad del sector comercial y los consumidores.

. Fomentar que se apliquen medidas disuasorias del consumo de bolsas como la incorporación de su coste ambiental.

. Informar para que la ciudadanía, las entidades sociales y el sector comercial apuesten por este cambio cultural y ambiental, y pidan a sus gobiernos, administraciones, sector comercial, que apuesten por estas medidas de prevención de la contaminación y de residuos.

Qué se puede hacer

– Cuando vayas al supermercado, lleva tus propias bolsas.

– En la verdulería, no pidas bolsa para un producto, podes compartir la bolsa para más de una verdura.

– Si no es necesario pedir una bolsa plástica para tu compra, ¡no la pidas!

– Si usamos una bolsa de tela, podemos ahorrar seis bolsas por semana, 24 bolsas al mes, 288 bolsas al año y 20.160 bolsas durante una vida promedio.

– Si tenes que tirar una bolsa plástica, trata de llevarla a un punto limpio donde pueda ser reciclada.

Aunque la incorporación de tasas o costes sobre las bolsas pueda tener un impacto sobre la actitud de las personas consumidoras, las plataformas señalan que solo las restricciones a la distribución de bolsas tendrán resultados adecuados para la reducción de las mismas. De hecho, el cargo que se ha impuesto en muchos países es demasiado bajo o solo se limita a unos pocos distribuidores, por lo que no supone un cambio real. La falta de control sobre la aplicación también impide el cumplimiento de las medidas establecidas.

Fuente: AIM Digital

Dejá tu comentario