Policiales | Femicidio

"A mi hija la mató quien era su marido entonces"

Así lo asegura Manuela Castro, la mamá de Andrea Gómez, una policía que en 2015, fue encontrada muerta en su casa con un tiro en la sien.

La subocial de la Policía del Chubut, Andrea Isabel Gómez tenía 32 años cuando su madre Manuela del Carmen Castro la encontró sin vida la mañana del 23 de febrero de 2015 en una casa situada en los fondos del predio familiar sobre la calle Lavalle 292 del barrio Próspero Palazzo. Tenía un disparo en la sien derecha de un arma calibre 9 milímetros perteneciente a su marido J.C.A. (36), también suboficial de la fuerza que en ese entonces prestaba servicios en la Seccional Cuarta.

Se hablaba de un presunto suicidio e incluso se habló del cuarto suicidio de mujeres policías en apenas 4 años hasta dicha fecha en que se festejaba un nuevo aniversario de la ciudad.

La noche anterior a la muerte de Andrea hubo un asado y encuentro entre camaradas del matrimonio y otros amigos. Nada ni nadie presagiaba el trágico final de Andrea, ni tampoco sus compañeros del sector de finanzas de la Unidad Regional vieron actitudes negativas en su comportamiento que les hiciera suponer que algo andaba mal en su vida.

Llevaba en ese sector laboral 9 meses, aunque antes había estado en tratamiento psicológico y por esa razón le sacaron el arma reglamentaria que le había proveído la fuerza. La causa quedó caratulada como “Presunto suicidio”, y por ese entonces se procedió al secuestro del arma para posteriormente extraer muestras de ADN, levantamiento de huellas dactilares y rastros hemáticos. Al día del hecho, Andrea Isabel Gómez y J.C.A. tenían dos hijas de 8 y 2 años.

Sin embargo, cuatro años después, su mamá Manuela Castro asegura: “A mi hija la mató quien era su marido entonces” , Cree que que Andrea fue asesinada y quiere hacerlo público para que reabran la causa.

Asegura haber ido a Fiscalía por tal petición, y dice tener sólidos argumentos, entre ellos el testimonio de su nieta, la niña que tenía 8 años en el 2015 y ahora tiene 12 y vive con sus abuelos maternos al igual que su hermana que al momento de la muerte de la madre tenía 2 y ahora 6 años.

" Dicen que en su momento la hicieron hablar con una psicóloga y eso quedó como testimonio, pero pasaron más de 4 años y mi nieta dice que la obligaron a decir algo que no había visto. Son muchas cosas, por eso me fui a la Fiscalía y me atendió la dra. Blanco, me dijo que si quería que reabran la causa tengo que poner abogado. Yo simplemente quiero que se investigue a fondo y que se haga justicia” reclama.

Fuente: Diario Crónica

Dejá tu comentario