urbana - servicios 2020
Policiales | Chubut

Ahora acusan a "Chatrán" Hernández por estafas con ventas online

Nuevamente el conocido estafador se encuentra detenido por un nuevo delito. Esta vez, por estafar a vecinos de la ciudad de Rawson.

Una nueva audiencia de apertura de investigación tiene como protagonista César "Chatrán" Hernández. Esta vez por el delito de estafa en concurso real por tres hechos en calidad de autor por los que se acusó en la ciudad de Rawson.

La acusación, a cargo del representante de la Fiscalía de Rawson, Leonardo Cheuqueman, estableció que los tres hechos endilgados a Hernández se concretaron mediante la estafa mediando el uso de internet.

El acusado utilizaba un perfil en Facebook en el que promocionaba la venta de diversa mercadería. En este caso Marianela Farfal, Martín Videla y Noelia Noir, todos de Rawson, se contactaron con Hernández a mediados de febrero de 2020 interesados en comprar lo que vendía el imputado, previa transferencia a la cuenta bancaria, informó la Fiscalía en un comunicado de prensa.

El imputado en esta causa resultó estar condenado anteriormente por delitos similares. César “Chatrán” Hernández, así está apodado, es un tristemente célebre delincuente que “opera” en el territorio chubutense y también en Santa Cruz. Por caso, en este año fue demorado por la Policía en la localidad de Caleta Olivia, en el marco de una causa que investiga unas estafas cometidas en la localidad de 28 de noviembre de la vecina provincia, dijo un parte de la Agencia de Comunicación Judicial.

Paralelamente a esta causa iniciada en su contra, “Chatrán” fue notificado de cuatro causas más por el delito de estafa en Chubut. Por estas últimas, deberá presentarse ante la Fiscalía de Esquel.

A su turno el defensor del imputado, Daniel Fuentes, no se opuso a la apertura de la investigación, a la imputación, ni tampoco al plazo procesal establecido para ello. Pero sí hizo una consideración respecto de la hipotética participación de su representado en los hechos: “Sí, mi defendido participó en eso, tal vez podría tratarse de un incumplimiento de contrato”, remató el letrado.

Una enérgica reprimenda recibió el imputado al comienzo de la audiencia. El juez Sergio Piñeda, interrumpió el relato que venía haciendo el funcionario de la fiscalía: “Perdón, discúlpeme, usted señor Hernández ¿está leyendo un libro?”. Ofuscado el magistrado le recordó que todos los allí presentes estaban a raíz de su presunta conducta delictiva. El imputado pidió disculpas y aclaró que estaba repasando la acusación en su contra. que tendrá 6 meses de investigación.

FUENTE: Diario Jornada

Temas

Dejá tu comentario