Internacionales | alimentación

¿Por qué a veces tenemos la lengua blanca?

Dentro de la salud de nuestra boca en general, pueden ocurrir varias cosas que varíen su estética, o cómo percibimos los sabores, por ejemplo. Una de las más comunes es cuando nuestra lengua se vuelve un poco blanca.

El doctor Óscar Castro Reino, presidente del Consejo General de Dentistas, afirma que es esencial tomar alimentos ricos en hierro y ácido fólico, pues su falta puede producir alteraciones en la lengua. También puede tener un efecto determinados déficits de vitaminas, así como las vitaminas del grupo B (sobre todo B2 y B12) pueden provocar inflamación de la lengua (glositis).

Dentro de la salud de nuestra boca en general, pueden ocurrir varias cosas que varíen su estética, o cómo percibimos los sabores, por ejemplo. Una de las más comunes es cuando nuestra lengua se vuelve un poco blanca.

La lengua en condiciones normales tiene una coloración rosada. La lengua blanca, entonces, se produce como resultado del crecimiento excesivo y a la inflamación de las papilas que se encuentran en la superficie de la lengua. «Ese revestimiento blanco de la lengua se debe a desechos, bacterias y células muertas que quedan atrapados entre las papilas agrandadas y, a veces, inflamadas», explica el doctor. Asegura que esta situación suele ser inofensiva, debiéndose a menudo a una higiene bucal deficiente. Apunta, aun así, que existen otras causas que pueden provocarla como la candidiasis (hongo), el hábito del tabaco, la respiración oral, la diabetes, la gastritis o algunas afecciones del hígado.

¿Cómo limpiar la lengua de manera correcta?

El doctor Óscar Castro Reino, presidente del Consejo General de Dentistas, recomienda realizarla la limpieza de la lengua al finalizar el último cepillado nocturno. «Ha de tenerse en cuenta que la lengua actúa a modo de esponja acumulando bacterias, restos alimentarios, células muertas. Por eso, ha de realizarse un "barrido" de la lengua, de dentro a fuera recurriendo bien al cepillo habitual o a un limpiador lingual (raspador)», especifica. En determinados casos y circunstancias, esta higiene mecánica puede acompañarse del uso de un enjuague específico, «en cuyo caso se recomienda que sea previamente prescrito por el dentista», advierte el profesional.

FUENTE: ABC España

Dejá tu comentario