Nacionales | neuquen

#AmorPerruno Se van a casar y piden que los regalos sean alimentos para perros

El amor que Hernán y Laura sienten hacia los animales es tan grande, que decidieron destinar su regalo de bodas a los perros sin hogar.

El amor que Hernán y Laura sienten hacia los animales es tan grande, que decidieron destinar su regalo de bodas a los perros sin hogar. La pareja que reside en Neuquén ganó notoriedad por haber fabricado más de 500 cuchas de cartón para los perros de la calle.

Su amor por los animales están grande que invitaron a toda la comunidad neuquina a presenciar su unión en una iglesia del oeste de la ciudad este sábado y, como regalo, pidieron bolsas de alimento canino. “Vivimos juntos hace 11 años y, como ya tenemos la casa armada, pensamos que aquellos que quieran hacer un regalo nos den alimento para perros, que es lo que más nos cuesta conseguir”, aseguró Hernán Troane durante un descanso en su trabajo como vendedor en un puesto callejero de frutos secos en la intersección de Islas Malvinas y Entre Ríos, donde está desde hace 17 años.

Aunque tienen solo tres perros adoptados como mascotas, en la semana previa a su fiesta de casamiento les dieron cobijo a unos 16 canes en su pequeño departamento sin patio del barrio San Lorenzo Sur. Algunos eran cachorros rescatados en busca de una adopción; otros, animales adultos con alguna discapacidad o enfermedades graves que viven con ellos mientras se les cubre un tratamiento veterinario y se les busca un nuevo hogar.

“Si bien yo empecé con toda esta movida, no podría haber hecho nada sin el apoyo de Laura”, aseguró el hombre, y agregó que su casa suele mostrar un escenario caótico que incluye no solo a los animales en tránsito sino también grandes bolsas de alimento y materiales para fabricar las cuchas de cartón que lo hicieron famoso.

Aunque al principio canjeaban los refugios por materiales para hacer más, pronto recibieron apoyo de una distribuidora y decidieron intercambiar las casitas por alimento, que usan para los perros que reciben en tránsito o para donar a otras proteccionistas.

Con los crecientes pedidos llegó también su popularidad. “Tuvo su lado bueno y su parte mala”, detalló Hernán. Es que, después de salir en noticieros de Buenos Aires, su dirección se difundió con rapidez y llegaron a recibir unos 80 perros abandonados en una semana. “Nos dejaban cajas con hasta ocho cachorros o perros enfermos; tuvimos muchos gastos veterinarios y no podíamos atender a todos”, señaló y agregó que, con el tiempo, las cosas volvieron a la normalidad.

Fuente: La Mañana Neuquén

Temas

Dejá tu comentario