Salud |

ANMAT prohibió una miel, medicamentos y un insecticida

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos  Tecnología Médica (Anmat)  publicó hoy en el Boletín Oficial, la prohibición de una serie de medicamentos, un insecticida, un rodenticida y una miel.

Se trata del producto “Miel Pura” de la marca El Picaflor. Tal como establece, la decisión de prohibir su comercialización se debe a que la Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria señaló que “no cumple la normativa alimentaria vigente”.

Sostiene que “carece de autorización de producto y de establecimiento, resultando ser en consecuencia ilegal”. Y agrega: “Por tratarse de productos que no pueden ser identificados en forma fehaciente y clara como producidos, elaborados y/o fraccionados en un establecimiento determinado, no podrán ser elaborados en ninguna parte del país, ni comercializados ni expendidos”.

Asimismo se prohibió “el uso y comercialización en todo el territorio nacional de todas las especialidades medicinales que contengan Cantaxantina como Ingrediente Farmacéutico Activo (IFA), en todas sus formas farmacéuticas, concentraciones y presentaciones”. La Cantaxantina es colorante de alimentos que se emplea, entre otras cosas, para dar color a ciertos medicamentos y cosméticos, para algunos tratamientos médicos y para obtener un bronceado artificial.

La Anmat establece que este producto ha producido efectos adversos y conlleva riesgos de salud. Así solicita que aquellos laboratorios que tengan esta sustancia deberán retirar todas las unidades que sean alcanzadas por esta medida en un plazo de 90 días.

Además, según explica, ya no se podrá usar, distribuir y comercializar los siguientes productos, pertenecientes al kit de vitrificación denominado “Método Cryotech”, que no se encontraba inscriptos en el Registro de Productores y Productos de Tecnología Médica de esta Administración:

Esto se debe a que, tal como señala la Dirección de Vigilancia de Productos para la Salud (DVS), “toda vez que se trata de un producto no autorizado por esta administración, no se puede asegurar que cumpla con los requisitos mínimos sanitarios y con las exigencias que permitan garantizar la calidad, seguridad y eficacia de este tipo de productos médicos”.

Finalmente, la Anmat también prohibió  todos los lotes de dos insecticidas para eliminar cucarachas y un rodenticida. Entre otras cosas alega que, luego de una inspección, no pudo descifrar sus “datos de elaborador, denominación, marca y composición”. Por ello, ya no se podrán usar y comercializar los productos que contengan la siguiente descripción:

Dejá tu comentario