urbana - reciclables 2020
Nacionales | Coronavirus

"Hay dos Argentinas, Maradona existe y nosotros no", dijo el papá que no alcanzó a ver a su hija con vida

Se trata de Pablo Musse, papá de Solange, quien no pudo ver a su hija con vida. "Nos avasallaron todos nuestros derechos, nos denigraron, nos humillaron. Hicimos todo lo nos impusieron, uso de barbijo, distanciamiento, encierro y ellos se cagaron de risa de nosotros", cuestionó.

Solange Musse murió esperando que su papá , oriundo de Neuquén, para poder despedirse. Solange tenía cáncer y nunca llegó a despedirse ya que a su padre le prohibieron el ingreso en el marco de las restricciones impuestos por el coronavirus.

En los últimos días, la multitudinaria despedida a Diego Armando Maradona, generó una reflexión en Pablo Musse quien no pudo despedirse de su hija. "Yo creo que lo del Diego no tiene nada que ver con todo esto, fue un circo que armó el Gobierno", dijo a la Mañana Neuquén.

"Populismo barato, era imposible que pasen a despedirlo un millón de personas sin que no hubiera disturbios, no les importó nada, como no les importan los 37 mil muertos por Covid", expresó el hombre, aún impactado por la “desigualdad” que quedó al descubierto.

El padre de Solange consideró que las miles de muertes que hubo este año en el país “no existen para el Gobierno”, “no están en ningún registro” y dijo que para todos ellos “no hay homenajes”.

"Creo que es una falta de respeto total para todos nosotros y que los derechos humanos no existen", aseguró el hombre que vive en Plottier y que en agosto pasado no pudo ingresar a la provincia de Córdoba junto a su cuñada para despedir a su hija que se encontraba con un cáncer terminal.

Musse recordó que además de su caso fueron muchos los que durante este año de pandemia no pudieron despedirse de sus seres queridos y los llamó “aberraciones” que cometió el Estado.

“Nos avasallaron todos nuestros derechos, nos denigraron, nos humillaron. Hicimos todo lo nos impusieron, uso de barbijo, distanciamiento, encierro y ellos se cagaron de risa de nosotros. Un millón de personas despidieron a Maradona, y hay otros casos también de velorios de gente importante con más de 200 personas”, afirmó el hombre, quien además consideró: “Hay dos Argentinas, la Argentina que ellos hacen y la real que es la que vivimos nosotros”.

El papá de Solange no ocultó su enojo ante esta situación e insistió en que le “quitaron” todas las libertades y “nadie” le pidió disculpas por nada. "Hasta el último suspiro tengo mis derechos", había dicho Solange antes de partir, frase que para su papá los políticos "no le dieron importancia".

Además, recordó que el presidente Alberto Fernández había dicho que desconocía su caso y consideró “lamentable” sus declaraciones ya que la situación de sufrimiento que padeció su familia fue noticia en todo el país.

“Tenés que llamarte Maradona, ser portador de apellido para que alguien diga qué pasó acá o que salgan los derechos humanos”, expresó.

Temas

Dejá tu comentario