urbana - espacios
Policiales | Comodoro Rivadavia

Descubrió por cámaras de seguridad que su amigo le había usado la tarjeta de débito

El "amigo" le gastó un monto cercano a los 8 mil pesos. La primera compra que hizo fue cargar combustible, después carne y bebidas alcoholicas para un "asado".

El hecho ocurrió el viernes 17 de enero -aunque se conoció recién en las últimas horas- cuando dos amigos de 22 años, quienes se conocían desde la escuela primaria decidieron salir a divertirse; luego de la noche de camaradería, uno de los jóvenes identificado como L.L. dejó al otro en la casa de la novia en el barrio 30 de Octubre y se retiró del lugar.

Al día siguiente, el joven despertó en horas de la tarde y al mirar su teléfono celular advirtió que tenía varios mensajes del banco que indicaban que habían realizado varias compras con su tarjeta de débito por lo que al buscar su billetera se percató de que había caído en el automóvil de su amigo pero al comenzar a llamarlo no tuvo respuestas del mismo por lo que presumió que seguía durmiendo.

Es así que al contar con el nombre de los comercios en los que habían realizado compras decidió concurrir a los mismos para hacer el reclamo pero también para buscar información respecto a quienes realizaron compras con su documentación y al observar las cámaras de seguridad de algunos de los locales que en su mayoría estaban ubicados en avenida Kennedy advirtió que quien abonó utilizando su tarjeta era nada más y nada menos que L.L. su amigo quien estaba con otro conocido.

Nuevamente intentó comunicarse telefónicamente con el mismo pero la respuesta siguió siendo nula por lo que decidió concurrir a Seccional Séptima de Policía para realizar la denuncia del caso.

Combustible, asado y bebidas

De acuerdo al detalle de las compras, la primera fue una carga de combustible en una estación de servicio por $2.400, otra fue de $1.883 y otra de $515 en una feria, una en un kiosco por $1.260, otras dos en un almacén por $1.025 y $435, luego de ello no pudieron realizar más transacciones dado que la tarjeta fue bloqueada, no obstante según el relato de los comerciantes el “amigo” compró asado y bebidas alcohólicas principalmente sumando en total casi 8 mil pesos, mientras que también en la billetera había una suma de 2 mil pesos que no pudo ser recuperada por el damnificado, así como la documentación, encontrando algunos de ellos en cercanías a la Alcaidía Policial y Liceo, donde habrían descartado la documentación.

Fuente: Diario Crónica

Dejá tu comentario