Nacionales | Argentina

Eclipse solar: "en forma parcial se podrá ver desde todo el país"

La fecha fijada es el 2 de Julio. Hay provincias argentinas que tendrán una posición privilegiada para disfrutar del eclipse solar.

Este martes se termina la previa y los argentinos tendremos la posibilidad de asistir a un eclipse total de sol, un fenómeno que pese a su periodicidad tiene el encanto de lo exclusivo: cada uno de ellos solo puede apreciarse en una franja geográfica extremadamente acotada del planeta. Esta vez, las mayores privilegiadas en nuestro país serán las provincias de San Juan, sur de La Rioja, norte de San Luis, centro de Córdoba, sur de Santa Fe y norte de Buenos Aires. Pero, como resaltó el investigador del Conicet Rodrigo Díaz, quien se desempeña en el Instituto de Astronomía y Física del Espacio y es miembro de la Asociación Argentina de Astronomía, “en forma parcial se podrá ver desde todo el país”.

“Esto es importante señalarlo, porque pareciera que se reduce solo a algunas provincias, pero en forma parcial se verá desde todo nuestro territorio. En la ciudad de Buenos Aires la dificultad radica en que se producirá cuando el sol esté muy bajo en el horizonte. Para intentar verlo en ese momento habrá que encontrar un lugar muy alto y con la vista despejada hacia el oeste, porque el sol casi se estará poniendo”, explicó el especialista en diálogo con Ámbito.

Fuera de la franja de totalidad, el disco solar será cubierto por la luna en distintos porcentajes, de acuerdo a la distancia a la que se encuentre cada ciudad de la región de totalidad. En Salta, por ejemplo, la cobertura será del 82%, en San Miguel de Tucumán del 88%, en Mendoza 96%, San Luis 98% y en Buenos Aires 99%. Menor superficie en Ushuaia, donde alcanzará 57%, en Río Gallegos 59%, Bariloche 75%, Puerto Madryn 78%, Corrientes 82% y Santiago del Estero 89%.

De todos modos, advirtió que “aunque sea parcial no hay que mirarlo directo, ni trata de usar como protección radiografías ni máscaras de soldador, salvo que sean especiales. Lo recomendable es hacerlo con anteojos especiales, filtros solares o proyecciones con métodos indirectos; el método más clásico es hacer un agujero en un cartón y mirar en el piso la sombra en miniatura del sol y percibir cómo va desapareciendo. Son precauciones súper simples”.

¿Será un eclipse corto o largo? “En este caso la totalidad será de unos dos minutos y medio, hay algunos que duran más que eso y otros menos”. Desde el primer contacto del borde de la luna con un borde del Sol, hasta que se separen definitivamente, durará alrededor de 2 horas.

En época de sorprendentes adelantos tecnológicos, esos minutos que son un show para el público han ido perdiendo relevancia para los estudios científicos. “En su momento los eclipses permitieron medir y descubrir muchas cosas, se pudo por ejemplo registrar la temperatura de la corona solar, pero ahora hay telescopios en el espacio que simulan eclipses, tapan al sol y ven la corona de forma permanente. Todavía igual se aprovechan para hacer mediciones más precisas, por ejemplo, de las órbitas”, agregó el investigador del Conicet.

Dejá tu comentario