Comodoro | CAMMESA | concejo deliberante | SCPL

El informe de la auditoría se envió al Ejecutivo para que analice medidas

Con fuertes críticas a la SCPL, desde los distintos bloques argumentaron el informe desprendido de las 4 mil fojas de la auditoría que hizo el Tribunal de Cuentas Municipal. “Administración ineficiente” y “cuestiones de dudosa legalidad” fueron los ejes recurrentes, además del repudio a la solicitada enviada a los medios. Además de la Asesoría Letrada del municipio, el informe también será evaluado por el INAES y a la Subsecretaría de Asociativismo provincial

El concejal de Chubut Somos Todos, Ricardo Gaitán, fue el primero en hablar sobre el tema en hora de preferencia. Luego de la solicitada publicada el domingo desde la SCPL y declaraciones mediáticas de algunos de los miembros actuales del Consejo de Administración, afirmó ver “con asombro algunas personas que cuando este cuerpo daba tarifa nos criticaban a más no poder, nos decían barbaridades y hoy que están en otro rol nos salen a exigir que le demos tarifa”.  

En referencia a la situación financiera que llevó al embargo por parte de Cammesa (suspendido luego por 20 días), el edil advirtió que “la SCPL está como está por el desmanejo que data de muchísimos años. Del informe final de la auditoria se desprender muchas falencias, falta de documentación en temas sensibles como la adquisición de materiales, contratación de mano de obra y vehículos. Me gustaría saber si todavía le siguen pagando a una empresa de bs as para que liquide los sueldos del personal. Son interrogantes que todavía no fueron respondidos”.

Para el concejal del PJ, Guillermo Almirón, “el tema de la SCPL da la sensación que es una papa caliente que nos tiramos entre todos y nadie le encuentra la solución y el sistema ya no da para revolearse una papa caliente. Lo que hay que discutir es el sistema completo porque si seguimos tirándonos la papa caliente no encontramos soluciones. Más allá de que la conducción actual quiera salir del problema diciendo barbaridades sobre los concejales, por parte de gente que esta en la SCPL y todavía no ha tomado una decisión importante. Acusar para no hacer nada, es solo tirar la papa caliente. Por eso creo que enviando este informe al Ejecutivo, para que tomen las decisiones, es la decisión correcta”.

El edil recordó que Comodoro es prácticamente el único municipio en el que las tarifas son analizadas con audiencia pública y doble lectura -como marca la Carta Orgánica, porque desde 2016 “cambió la política tarifaria, que fue brutal, y nos tuvimos que adaptar. Nosotros decidimos que no había aumento sin que pase por el Concejo y que no habría aumentos sin estructura de costos. Esto no sucede en ningún lado más.  La desventaja es que siempre la culpa la tiene el Concejo, cuando no hay ningún factor que se defina a nivel local. A cambio pedimos una estructura de costos que nunca llegó”.

Sobre la auditoría, advirtió que “intuíamos que los servicios no concesionados por el municipio (sepelios, parque eólico, acueducto, telefonía) recaían igual en los usuarios. Y así sucedía. Estos 12 locos podemos tener diferencias, pero en este tema siempre tuvimos unanimidad. Tuvimos que gastar 2 millones de pesos en una auditoría para que aparezca lo que no querían mostrar. Aún así, todavía no tenemos la estructura de costos que se exige por la ordenanza 6050 y hay tres pedidos de aumento acumulados solo de energía”

Desde el Bloque Cambiemos, José Gaspar detalló cada una de las intervenciones del Concejo desde 2012 en referencias a la situación financiera de la SCPL: «le dimos la concesión de Manantiales; se prorrogó el contrato por 10 años como un paraguas protector ante cualquier intento de privatización; se los eximió de los impuestos municipales; les aprobamos un Fondo de Sustentabilidad; se aprobaron tarifas; se crearon nuevas categorías; se eximió a sectores sensibles. No pueden decir que el Concejo es responsable por este quebranto. Es una demostración cabal de cómo trabajó este Concejo protegiendo a las cooperativas”.

Y en referencia a críticas esgrimidas hacia su persona, agregó que “si todos los problemas se solucionan pegándole a dos concejales, ojalá fuera así. Es una vergüenza. Lo único que logran hacer es atacar pero la realidad es que tienen un embargo, que ahora hay 20 días para poder solucionarlo, y que la auditoría dice muchas cosas importantes”.

Por su parte, su compañero de bancada, Pablo Martínez, también coincidió en que “a pesar de haberse realizado una auditoría no tenemos la estructura de costos. No sabemos cuándo fe la última vez que tuvieron equilibrio financiero. Aquí se les ha otorgado tarifa y cuando no se podía otorgar tarifa, se aprobó un fondo de sustentabilidad. Ninguno de los consejos de administración estaba de acuerdo con que el municipio subsidiaria parte de la estructura y ahora la reclaman. Nunca se nos presentó un plan. Por eso yo reniego de algunas cuestiones que surgen a la luz de esta auditoría y que denotan desmanejos”.

Dos ejes: acciones de dudosa legalidad y falencias en la administración

El concejal Nicolás Caridi fue el encargado de argumentar los proyectos de comunicación enviados al Ejecutivo Municipal; al Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social; y a la Subsecretaría de Asociativismo de Chubut.

En una línea argumentativa muy crítica, el edil del PJ advirtió que en la auditoría “aparecen cuestiones de dudosa legalidad”, como “la referencia a que no ha habido un pleno cumplimiento con AFIP. Eso demuestra que la scpl ha utilizado como mecanismo de financiamiento de sus propias deudas, las deudas con los tributos, lo cual está penado con la ley. Otra situación que roza lo ilegal es la continuidad de la facturación del FODE, que nunca fue prorrogado por la Legislatura. Me pregunto si es legal ese cobro de recursos que al día de hoy seguimos pagando todos los socios. La facturación del fondo de capitalización de obras ¿corresponde que se cobre? Y la facturación del servicio de tratamiento de aguas servidas, cuando solo el 4% de los líquidos cloacales son tratados y el servicio se cobra en un 100%”, detalló punto por punto. “Queremos que el asesor letrado del municipio analice estas cuestiones y tome alguna determinación”.

El otro eje para Caridi es “una mala o ineficiente administración de los recursos”. Argumentó que “a pesar del esfuerzo que hacen los vecinos para pagar las facturas, falta planificación, no hubo una administración austera de los recursos. Lo demuestra la estructura excesiva del consejo de administración y los sueldos gerenciales. Tenemos una estructurada cargada de gerentes que cobran una abultada suma de dinero y por otro lado insuficiencia de empleados en algunos servicios. Es decir una estructura operativa insuficiente, que debería ser lo más importante”.

Criticó duramente que la SCPL saca una solicitada en donde habla de una deuda que mantiene con Cammesa y hace un análisis bastante simple de las 4 mil fojas que tiene la auditoria responsabilizando a la municipalidad. No dice nada de la cantidad de deudores que tiene la SCPL, entre ellas la Provincia del Chubut, Coagua, CoopSar, Caleta Olivia, y no se ha procurado ningún mecanismo legal para cobrar esas deudas. Con qué facilidad advierten que iniciarán acciones legales con la municipalidad por no darles tarifa y no repiten la misma modalidad con sus máximos deudores. Hay un doble estándar”

Dejá tu comentario