Deportes | 2019 | barcelona | champions league | liverpool

El Liverpool goleó 4 a 0 al Barcelona, logró una remontada histórica y es finalista de la Champions League

El Liverpool goleó 4 a 0 al Barcelona en Anfield, logró una remontada histórica y es finalista de la Champions League.

Origi y Wijnaldum, ambos por duplicado, gritaron para el local que había perdido en la ida 3-0. En la otra llave el Ajax se medirá el miércoles ante el Tottenham.

El Liverpool fue protagonista de una hazaña este martes en Anfield en donde humilló 4-0 al Barcelona, tras haber caído en la semifinal de ida por 3-0 en el Camp Nou, y dejó en claro por qué es candidato a ganar la UEFA Champions League. Los dirigidos por Jürgen Klopp, quien había anticipado que esto podía suceder, no contaron con dos de sus principales figuras, Mohamed Salah y Roberto Firmino, ausentes por lesión, pero sin embargo pudieron ante uno de los mejores equipos del planeta.

El partido arrancó de la mejor manera para el local que en la primera acción de peligro se encontró con el gol. A los seis minutos Henderson quedó mano a mano con Ter Stegen tras una arremetida de Sané por el sector derecho, pero el arquero del cuadro español le tapó el remate. El rebote cayó en los pies de Origi, quien definió con el arco libre y estampó el 1-0.

El conjunto de Ernesto Valverde reaccionó rápidamente y en los 10 minutos siguientes tuvo dos situaciones claras de gol, ambas de Lionel Messi. Una de ellas con un remate de media distancia desde el sector izquierdo del ataque que tapó Alisson Becker y el otro, un tiro cruzado desde la zona derecha que se fue desviado.

Pero con el correr de los minutos el ritmo del duelo fue mermando y más allá de algunas aproximaciones del cuadro inglés, no hubo demasiada acción en las áreas y el primer tiempo culminó con el 1-0 en el marcador.

Lo que parecía una epopeya antes de partido, se transformó en una realidad en apenas 10 minutos. Sin Salah y sin Firmino, el héroe que necesitó Jürgen Klopp fue Georginio Wijnaldum , que ingresó en el entretiempo en lugar de Andrew Robertson. El holandés metió el 2-0 a los ocho minutos, con un remate potente al medio que se le escapó a Ter Stegen y dos minutos más tarde conectó de cabeza un centro al área, ante la mirada de los centrales del Barcelona, y gritó el 3-0.

Los dos tantos fueron un golpe al corazón del Barcelona que se cayó a pedazos, perdió el control y se vio completamente desbordado por al situación, a pesar de quedar a un gol de la clasificación. Así fue el Liverpool llegó al cuarto. Fue una picardía en un tiro de esquina de Alexander Arnold, que encontró dormida a toda la defensa del Barcelona y a Origi sólo en el área chica para definir el 4-0.

El partido tiene ausencias de peso, más del lado inglés, ya que el equipo de Jürgen Kloop no pudo contar con Mohamed Salah y Roberto Firmino, ni con el centrocampista Naby Keita; mientras que el cuadro catalán pierde al también lesionado Ousmane Dembélé.

El Barça busca de la mano de su líder Lionel Messi, autor de dos de los tres goles de la ida, su novena final de la Copa de Europa. La última vez que la jugó fue en la campaña 2014/15, donde alzó su quinto trofeo de este tipo y lo redondeó con un ‘triplete’ (Copa, Liga y Liga de Campeones), objetivo que también persigue en el vigente curso, tras haber ganado la Liga y ser uno de los finalistas de la Copa.

Además está la baja de Naby Keita, por lo que Jordan Henderson, suplente en la ida, y James Milner, son los candidatos a ocupar su puesto en el equipo titular para secundar a Fabinho y Wijnaldum. La necesidad de marcar goles le devolverá la titularidad a Alexander-Arnold en el lateral derecho.

El Liverpool, dominador del partido de ida, ya han demostrado que pueden ser letales, como en la ida de cuartos de final de la Champions League del año, cuando le marcaron tres goles en la primera parte al Manchester City de Pep Guardiola.

Dejá tu comentario