Policiales | Denuncia | Juicio | Violación

El periodista Lucas Carrasco fue condenado a nueve años de prisión por violación

Durante el juicio, el expanelista de 678 se había declarado inocente y aseguró que las causas se trataban de una "persecución política". Quedará detenido.

El periodista Lucas Carrasco fue condenado a nueve años de prisión efectiva por violación. El Tribunal Oral y Correccional N°9 tomó esta decisión en base a la denuncia de Sofía Otero, una joven de 27 años que reveló que el expanelista de 678 la había penetrado analmente a la fuerza. A su vez, detalló que la obligó a practicarle sexo oral y le colocó cocaína en la boca sin su consentimiento. El exbloguero K ya quedó detenido.

La jueza Ana Dieta de Herrero contempló el pedido de pena de la querella, que ya había adelantado que no iba a solicitar la máxima que ameritaba para este tipo de delito, que es de 15 años de cárcel.

Con respecto al caso de la segunda víctima que fue parte del juicio -y que pidió preservar su identidad- la magistrada absolvió al periodista ya que contempló que ese ataque "no se encuadraba en el tipo penal". La chica había declarado que el expanelista la había forzado a practicarle sexo oral en su departamento en 2015, más allá de que ella le pidió que frenara.

Durante la primera audiencia del proceso, Carrasco pidió la palabra y aseguró que era inocente. En esa misma línea argumentó: "No soy un violador, la mera cuestión de la palabra me da vergüenza. Pude haber destratado a alguien, ser irrespetuoso, pero de ahí a cometer un delito. No soy una persona violenta, no he recibido en toda mi vida una denuncia por violencia y he convivido con cuatro chicas".

A su vez, consideró que la causa se trataba de una "persecución política" por su distanciamiento con el kirchnerismo y destacó que no tenía denuncias previas de violencia de género de exparejas.

El abogado de Sofía, Matías Busso, había adelantado que no buscaban la pena máxima pero sí una condena efectiva. "Esto va a dejar un mensaje a la sociedad para que no vuelva a suceder", sostuvo antes del juicio. En la misma línea, reiteró que la causa no se trataba de "una venganza", sino de que el delito "no quede impune".

Los peritos del Cuerpo Médico Forense fundamentaron durante todo el proceso judicial que las víctimas sufrían "trastorno postraumático de estrés crónico" y que sus relatos no presentaban signos de fabulación. Por su parte, el abogado defensor de Carrasco, se había limitado a pedir la absolución de su cliente.

Dejá tu comentario