Regionales | Malvinas

El veterano de Guerra Jorge Palacios ya esta rumbo a Roma en busca de la virgen

La historia de Jorge Palacios, un vecino de Comodoro Rivadavia y veterano de la guerra de Malvinas conmovió a todos, tras contar su relación con la única imagen de la virgen del Luján que pisó tierra malvinense durante el conflicto bélico.

El 4 de mayo de 1982, mientras Jorge Palacios combatía en la Guerra de Malvinas, se encontraba haciendo guardia junto a un compañero en un pozo de zorro, cuando de repente una bomba los sorprendió y enterró vivos bajo tierra.

“Nos cayó una bomba como a cinco, seis metros. La bomba era de un avión Vulcan, esos eran los bombarderos de los ingleses. La tiraron justo en el lugar en donde estábamos haciendo guardia. La onda expansiva nos levantó y después nos sepultó. Yo caí con los brazos hacia arriba, así que no podía escarbar para salir. Yo digo que estuvimos media hora enterrados, otros hablan de una hora. El Turco (Seineldín) decía que habíamos estado dos horas sepultados. Nos daban por muertos, el padre Vicente me dijo que habían salido con dos bolsas de consorcio negras a buscar nuestros pedazos, ellos pensaban que habíamos muerto”, recordó el veterano de guerra en diálogo con Diario Crónica hace una semanas atrás.

“lo que pasó fue un milagro, uno habla de algo especial que pasó en ese lugar”.

VIRGEN DE LUJAN EN MAVINAS.jpg
 "En el 28º aniversario de la batalla de Goose Green, este es un testimonio que Dios y la Virgen te otorgan. Te necesitan para una misión que solo vos podrás descubrir", reza la frase en la foto.

"En el 28º aniversario de la batalla de Goose Green, este es un testimonio que Dios y la Virgen te otorgan. Te necesitan para una misión que solo vos podrás descubrir", reza la frase en la foto.

“Como a las siete de la mañana fuimos al hospital y nos revisó el doctor Corominas (José Luis Corominas, Teniente Coronel retirado del Ejército y también veterano de guerra). No podía creer que no teníamos ni un rasguño, porque el impacto de la bomba había sido muy fuerte. Después, tipo diez de la mañana, llegó el Teniente Coronel Seineldín con el General Parada y el General Jofré. Nosotros estábamos sentados en otro pozo de zorro. Salimos del pozo y Seineldín nos felicitó. El sábado era el Día de la Virgen de Luján, y él nos dijo que íbamos a tener el honor de llevarla en la procesión que se iba a hacer después de la misa”. Con los años, la ubicación de la estatua de la Virgen se perdió.

En el año 2017, un argentino que estaba en Inglaterra vio la réplica en una iglesia ubicada en cercanías a Londres. Cuando se enteró del rol que había tenido esa Virgen en Malvinas, comenzaron las tratativas para repatriarla.

Ahora, Jorge Palacios ya se encuentra rumbo a Roma para traerla nuevamente a suelo patagónico.

Embed

Dejá tu comentario