Medio Ambiente |

El viejo continente prohibió los sorbetes, platos, vasos y cubiertos descartables

La norma apunta a todos los artículos "de un solo uso", que representan el 70% de la basura plástica que llega al mar.

La Unión Europea (UE) aprobó finalmente este martes la nueva normativa que hará ilegales a partir de 2021 en Europa todos los artículos de plástico de un solo uso, como pajitas para beber, palitos para revolver bebidas, bastoncillos de algodón o platos, vasos y cubiertos de plástico. También estará prohibida la fabricación y venta de envases de poliestireno expandido, los que se suelen usar en las cajas de comida rápida.

La medida, adoptada en 12 meses desde su proposición por la Comisión Europea (a la velocidad de la luz para los estándares de Bruselas) trata de reducir el impacto de los plásticos en el medio ambiente y la llegada al mar de millones de toneladas de plástico. Bruselas calcula que más del 80% de la basura que se encuentra en el mar es plástico y los productos que prohíbe esta directiva son el 70% de todos esos desechos.

La prohibición ayudará a que muchos plásticos no acaben en el estómago de animales marinos y, a través de la cadena alimentaria, en el cuerpo humano.

El brazo ejecutivo de la UE propuso la nueva directiva en mayo de 2018. Durante meses los gobiernos, la Comisión Europea y una delegación de eurodiputados negociaron un texto común que fue aprobado por el Parlamento Europeo en marzo por una mayoría aplastante de 560 votos a favor, 35 en contra y 28 abstenciones. Este martes recibió el visto bueno definitivo de los embajadores de los 28 países del bloque.

La propuesta de la Comisión Europea asegura que los plásticos que se prohibirán representan casi el 70% de todos los residuos plásticos que acaban en las aguas y playas europeas. Los objetos que se prohibieron tienen alternativas fabricadas con otros materiales.

Además de prohibir esa lista de productos, la UE quiere que los gobiernos del bloque aprueben políticas que reduzcan el uso de otros productos plásticos que en teoría pueden usarse varias veces pero que en la práctica son desechados, como las tapas de plástico de algunas bebidas (como el café para llevar de muchos establecimientos).

La nueva directiva va más allá de la prohibición de los plásticos de un solo uso. Entre otras cosas, obliga a los 28 gobiernos del bloque (27 cuando se produzca, si se produce, la salida británica) a hacer lo necesario para que en 2030 se haya cambiado la forma de fabricar botellas de plásticos para que al menos el 30% de cada botella sea de material reciclado. En 2025 esa tasa debe alcanzar ya el 25%.

Se plantean incluso incentivos para que los barcos de pesca no tiren al mar objetos de plásticos presentes en sus aparejos, sino que los devuelvan en tierra para que sean reciclados.

Los gobiernos europeos también se comprometieron, al aprobar esta norma, a aumentar hasta el 90% la tasa de recogida de botellas de plástico usadas.

Europa espera que el tamaño de su mercado haga que la norma se cumpla también fuera del bloque. Cuando fue aprobada en marzo en el Parlamento Europeo, el vicepresidente de la Comisión Europea Frans Timmermans, dijo a los diputados que las empresas de fuera del continente no querrán perder acceso al mercado europeo, por lo que tendrán que reciclarse.

La nueva normativa incluye a las colillas de los cigarrillos para hacer que las empresas de tabaco sean las responsables de pagar su limpieza. Son, según la Comisión Europea, el segundo artículo de plástico de un solo uso que más se encuentra en las playas europeas.

Fuente:Clarín

Dejá tu comentario