Nacionales | neuquen

Empresarios del petróleo y el gas celebran la "custodia especial" en Vaca Muerta para evitar atentados

En el marco de la presentación del Congreso anual del Instituto Argentino del Petróleo y Gas, el titular de la entidad, Ernesto López Anadón, destacó el envío de Gendarmería al yacimiento, alertó por la escalada del crudo tras el ataque en Arabia Saudita y lamentó la fuga de gas en un pozo de YPF.

El presidente del Instituto Argentino del Petróleo y Gas (IAPG), Ernesto López Anadón, alertó por el impacto en el precio del crudo tras el atentado a la refinería saudí Aramco y destacó la “custodia especial” que designó el Gobierno nacional en Vaca Muerta con la Gendarmería.

“Cualquiera sea la fluctuación del precio del petróleo no es buena para el país”, dijo López Anadón durante la presentación ante la prensa del próximo congreso anual del Instituto, que se realizará del 23 al 26 de septiembre en La Rural. “Con el precio que había del crudo (entre u$s58 y u$s60) la industria se estaba desenvolviendo bien, aprendió a tener una mejor conducta del manejo del cashflow, a bajar sus costos y a trabajar con mejor rentabilidad a pesar de la baja de precios. Cualquiera de estas fluctuaciones artificiales, como un atentado o el cierre por un día del Golfo Pérsico no son buenas” para el país, subrayó.

El titular del IAPG recordó que “época de saltos” en barril de crudo la industria tuvo un “boom”, pero remarcó que cuando los precios bajaron los empresarios se dieron cuenta que no todo era sustentable. “Hoy el petróleo en abundancia a los precios que había era lo mejor. El impacto en la Argentina se verá el año que viene, espero que se regularice rápido”, señaló.

El directivo del IAPG destacó la decisión del Gobierno nacional de proteger Vaca Muerta con Gendarmería. “Son instalaciones estratégicas. Si se corta el suministro, ciudades enteras se pueden quedar sin gas o electricidad. El atentado que le pasó a Arabia Saudita, en el corazón de las refinerías, está afectando a todo el país. Es razonable que hay una custodia especial, que pueda asegurar que no haya una atentado contra las instalaciones”, manifestó.

En la entidad se recordó que las fuerzas de seguridad nacionales ya custodian otros objetivos estratégicos, como centrales nucleares, puertos, diques, represas y que recalcaron no fue una iniciativa solicitada por las compañías. “Es un proyecto que hace rato se hablaba, y puede ser que el ataque en Arabia lo aceleró”, señaló Federico Paloma, organizador del congreso sobre seguridad en la industria de los hidrocarburos. “Cuando entré a trabajar en la refinería de La Plata en 1986 todavía había procedimientos ante amenazas por el conflicto con Chile y la Guerra de Malvinas”, rememoró en la presentación.

Anadón ejemplificó la gravedad de no custodiar yacimientos, áreas de perforación, ductos, procesadoras de hidrocarburos o refinadoras. “Si se hace un atentado contra una planta de compresión de TGN dejas a medio país sin gas. Es una instalación que tenés que proteger”, advirtió.

ACCIDENTES DE TRABAJO

Durante la charla en el IAPG también se mencionaron los accidentes de trabajo, uno de los tema centrales del congreso. López Anadón lamentó el reciente escape de gas en el pozo LLOX-2 de YPF, por el cual se delimitó una zona de exclusión de más de 300 metros y se convocó a equipos técnicos de la firma Wild Well Control, con sede en Houston. “En el mundo hay diseminados más de 1 millón de pozos. Los que vienen son de una compañía americana, les dicen los bichitos colorados, y son especializados en controlar pozos que están descontrolados. No da para tener un equipo fijo porque las fugas son muy esporádicas”, aseguró.

Sobre los accidentes laborales también se expresó Federico Paloma. “En los accidentes es muy difícil trazar una línea entre la causa y efecto. Son un montón de causas las que ocurren en un accidente. Si hay estrés laboral es un factor, pero no la causa básica”, explicó el ingeniero. “Hoy nos enteramos de lo que pasó en el momento, antes no. Dentro de las industrias de riesgo, la del petróleo y gas es la que menos accidentes tiene, por ejemplo, si se compara con la construcción. En una cinta de envasado puede haber más accidente que en nuestra industria”, añadió.

En mayo pasado dos operarios de Tecpetrol murieron al caer a una pileta de purgar en el yacimiento Fortín de Pierda. Con éstos, desde 2016 ya suman ochos los petroleros que perdieron la vida. En el yacimiento estadounidense Permian se contabilizan 1.500 muertes desde el inicio de operaciones en 1931. Paloma cree que hay accidentes por “malos comportamientos” y recordó otros dos casos en Vaca Muerta. “Los dos accidentes en torres de perforación de este año fueron por no hacer lo que tenía que hacer. Resultó más fácil utilizar una herramienta que otra, esa herramienta falló y se le cayó en la cabeza. Es una industria de riesgo y hay que tener más cuidados que otros”, subrayó.

En la accidentología hidrocarburífera asoman otros factores como las adicciones a los medicamentos legales, las drogas (marihuana y cocaína), el alcohol y el sueño. “En el congreso se presentará un trabajo estadístico de muchos años de una psicológica social de YPF sobre el abuso de medicación no recetada. Y otro estudio de la Universidad de Quilmes, que asegura que dormir poco es casi lo mismo que tomar alcohol. La influencia que tiene el sueño y el alcohol son similares, el cuerpo se desempeña de la misma manera que si hubiese tomado”, afirmó Paloma, quien se especializó en seguridad laboral.

El presidente del Instituto agregó que en todos los accidentes se activa un comité de análisis que investiga las causas para evitar que se repitan. “Muchas veces estos causales hacen que los trabajadores simplifiquen las tareas y así se producen los accidentes. Esto es permanente en todas las industrias. Hay que tratar de luchar contra la gente que se confía y no cumple el procedimiento, que muchas veces es engorroso, pero es necesario”.

Fuente: Ámbito

Temas

Dejá tu comentario