Educación | Docentes | educación | sindicatos

En Ecuador está prohibido realizar paros en la educación pública.

En 2008, Ecuador reformó su Constitución Nacional incorporando a la educación como servicio público, prohibiendo por ende su paralización.

En la Constitución de ese país un artículo prohíbe la paralización de los servicios públicos, incluido el de la educación.

El artículo 326 apartado 15 de la Constitución ecuatoriana prohíbe la paralización de todos los servicios públicos, entre ellos el de la educación pública. No fue el presidente Rafael Correa quien introdujo el concepto, que ya venía como herencia de textos anteriores, pero fue la reforma que encabezó en 2008 la que le dio entidad y combinó esa obligación, aunque parezca contradictorio, con la garantía del derecho a huelga y la agremiación. El concepto, vago en términos legales, se definió algo más en la reforma de la ley de carrera docente en 2009. Allí se estableció que “el incumplimiento” del apartado 15 “podrá ser sancionado, previo proceso sumarial correspondiente”.

Correa, quien siempre ha sido tildado de progresista y alineado a ideas de izquierda, encontró una fuerte resistencia por parte de los sindicatos docentes.

Rafael Correa ha sido un presidente que ha llevado a cabo una reforma en Ecuador que no puede dejar de ser resaltada. El resultado de la misma constituye un importante legado, más allá de cualquier juicio de valor que podamos tener sobre el resto de su política de gobierno.

Dejá tu comentario