Sociedad |

Familia radatilense accidentada cerca de Garayalde

Fue ayer al mediodía y dos de sus integrantes están graves tras un vuelco cuando viajaban hacia Puerto Madryn en un VW Trend. Tras perder el control del rodado sobre la ruta 3, Omar Hernández y su hija de 8 años sufrieron traumatismo de cráneo y permanecen internados en estado delicado.

Un grave accidente sufrió ayer una familia de Rada Tilly cuando se dirigía a Puerto Madryn. Los cuatro ocupantes del rodado tuvieron que ser trasladados en ambulancias hasta el Hospital Regional de esta ciudad, donde se diagnosticó que dos de ellos padecieron lesiones de gravedad.

Las víctimas tenían la intención de pasar unos días en Puerto Madryn y para llegar hasta la ciudad del norte se movilizaban en un Volkswagen Trend -dominio NPG 239- que comandaba Omar Ernesto Hernández (27).

Con él viajaba su pareja, Débora Amaya (29); su hija de 8 años y su madre, Liliana Gil, de más de 50 años.

Por causas que se desconocen, el auto mordió la banquina a la altura del kilómetro 1.693 de la ruta Nacional 3, unos 40 kilómetros antes de la localidad de Garayalde.

El automovilista perdió el control del volante, se cruzó peligrosamente de carril y derrapó para dar unos cuatro tumbos y terminar con las ruedas mirando hacia el cielo. Todos los ocupantes iban con el cinturón de seguridad puestos, pero igual padecieron las consecuencias de los golpes contra el habitáculo del auto.

Rápidamente, los efectivos policiales de Garayalde a cargo del cabo primero José Pelettieri concurrieron al lugar y organizaron el operativo de traslado de los heridos. La ambulancia del puesto sanitario de ese paraje se encargó de llevarlos, mientras otra unidad del Hospital Regional salía hacia la ruta. Cuando se encontraron, se produjo un trasbordo de los heridos debido a las urgencias del caso.

Los uniformados de la comisaría Mosconi y de la Seccional Primera colaboraron en la emergencia abriendo paso a las ambulancias hasta el nosocomio de la avenida Yrigoyen.

Las consecuencias más delicadas fueron para Hernández, quien habría sufrido hundimiento de cráneo, así como la menor de edad, quien también padeció un traumatismo en la cabeza. Mientras, Débora Amaya acusaba golpes leves y su mamá se quejaba de dolores en la zona intercostal derecha y en la cervical, precisaron las fuentes oficiales.

Los lesionados de gravedad fueron intervenidos quirúrgicamente y al cierre de esta edición se encontraban en una sala de terapia intensiva en estado reservado, según se informó.

Fuente: Diario Patagónico

Dejá tu comentario