Internacionales | Venezuela

Guaidó: “Golpe de Estado sería si me llevan preso”

El líder opositor y proclamado “presidente encargado” de Venezuela, Juan Guaidó, habló frente a una multitud de personas en Caracas, en medio de la crisis que vive el país. Antes de comenzar su pronunciamiento, se hizo un minuto de silencio por las 26 muertes ocurridas en los enfrentamientos de los últimos días.

“Las víctimas no serán en vano”, dijo al iniciar su discurso. “Despertamos de una pesadilla, creíamos que estábamos sometidos a vivir de esta manera”, sostuvo Guaidó, quien el pasado miércoles juró como “presidente encargado” de Venezuela, en un abierto desafío al segundo mandato de Nicolás Maduro.

“Despertamos para soñar y hacer sus sueños realidad. Van a regresar nuestros jóvenes y el pan a la mesa, va a entrar ayuda humanitaria, va a reabrir Radio Caracas TV”, anunció.

Mientras lo escucha, la multitud acompaña el discurso al grito de “¡Sí, se puede!”.

“Más que libertador, quiero ser un servido publico para transformar este país. En Miraflores creen que este movimiento se va a desinflar. Acá nadie se rinde, despertó Venezuela para nunca mas dormir”, insistió Guaidó.

“Vimos cosas interesantes el 23, como que algunos policías se unieron a las marchas”, señaló. Cuando se refirió a Nicolás Maduro , la multitud comenzó a gritar “¡Asesino!, ¡Asesino!”.

“¿Una banda usurpada lo hace Presidente?”, preguntó Guaidó ante un público eufórico. “Ni que duerma ni se bañe con ella”, respondió.

“En apenas dos días logramos lo que ellos no lograron en dos años: autorizar el ingreso de ayuda humanitaria”, celebró Guaidó y anunció “un monto inicial de 20 millones de dólares” de asistencia, después de leer el listado de los países que reconocieron su mandato interino. “¿Ven lo importante de la legalidad y la confianza, señores de las Fuerzas Armadas? ¿Ven lo importante del poder de la unión?”, agregó.

En ese sentido, reivindicó la unidad de la oposición. “Que no quepa ni un ápice de duda. El régimen, los usurpadores, tratan de sembrar la duda; de dividirnos entre nosotros. Pero acá estamos fuertes y vamos para adelante. Por eso el respaldo casi unánime”, dijo.

Guaidó centró su mensaje en un llamado a los militares a dejar a un lado su lealtad al chavismo unirse a su gobierno interino. “Vamos a ver qué dicen las Fuerzas Armadas cuando Miraflores [el palacio presidencial] no les pueda pagar ni el salario”, desafió.

“Quiero insistir en el mensaje a las Fuerzas Armadas: es con ustedes, llegó el momento de ponerse del lado de la Constitución, de respetar al pueblo de Venezuela. Pónganse del lado del pueblo de Venezuela. Van a tener una prueba importante en los próximos días. Primero con la conciencia y con Dios, y segundo, con la gente que pasa hambre y necesitan medicinas. ¿Van a reconocer o no este poder?”, lanzó el dirigente opositor. Además, agregó un segundo mensaje: “Es hora de que salga Cuba de las Fuerzas Armadas”.

Por otro lado, convocó a acciones durante el fin de semana para difundir el proyecto de amnistía para los militares y llamó a que la sociedad se “reencuentre” con las Fuerzas Armadas después de años de relación “áspera”. También anunció que la semana que viene habrá “una gran movilización”. “Claro que volvemos a la calle. Acá hay gente en la calle para rato”, arengó.

Guaidó también abordó la cuestión de la legalidad de su mandato interino y la posibilidad de que lo arresten, como él mismo manifestó hoy. “Hay quienes preguntan si esto es legal. Nuestro único marco es la Constitución, la legalidad y el respeto a los derechos humanos”, expresó.

“Acá hay una ruta muy claramente establecida: cese de usurpación, gobierno de transición y elección libres”, dijo. “Si se atreven a secuestrar el poder, a secuestrar de nuevo al presidente de la única institución legítima [por el secuestro que sufrió recientemente], les pido mantenernos en la ruta, de manera pacífica y no violenta”, agregó. “Golpe de Estado sería si me llevan preso”, completó.

Dejá tu comentario