urbana - servicios 2020
Nacionales | alimentación

Huevo blanco y de color: ¿hay alguna diferencia nutricional?

El huevo aporta muchísimos nutrientes, así como proteínas de alta calidad. «El huevo es rico en proteínas de alto valor biológico, es decir, contiene todos los aminoácidos esenciales, y en grasas de calidad. También nos aporta todas las vitaminas, a excepción de la vitamina C. Es muy rico en vitamina E (antioxidante) y vitamina A», explica la dietista-nutricionista Lucía Rodríguez (@lucianutricion.palencia). Es por ello, que nos encontramos con un alimento que debemos incluir en nuestra dieta de manera regular.

La experta menciona la «mala fama» que se le atribuye por su contenido en grasa y colesterol: «Es cierto que el consumo de huevos aumenta el colesterol, pero el HDL, es decir, el colesterol bueno, y disminuye el riesgo a sufrir enfermedades cardiovasculares». Por su parte, Sandra López (@nutrienredes), dietista-nutricionista de Alimmenta, menciona otros beneficios para nuestra salud que tiene el huevo, pues la acción antioxidante de algunas vitaminas y oligoelementos del huevo ayuda a proteger a nuestro organismo de procesos degenerativos como el cáncer o la diabetes, así como de las enfermedades cardiovasculares. «También, es una de las principales fuentes de colina, un nutriente esencial para el desarrollo y el normal funcionamiento de nuestro organismo, así como contiene luteína y zeaxantina, con efectos protectores frente a la degeneración macular», desarrolla la nutricionista.

Podemos encontrar tanto huevos de cáscara oscura como clara, así como también huevos de distintos tamaños. Ambas nutricionistas apuntas que no hay diferencia nutricional, ni entre los huevos de distinto color, ni en los de menor o mayor tamaño

La calidad objetiva del huevo viene determinada por su frescura: «No depende del color de la cáscara o de la yema, del tamaño o del sistema de producción: estos son solo factores subjetivos de calidad, que reflejan las preferencias personales de cada consumidor». Su recomendación final, por tanto, es comprar solo huevos correctamente marcados y etiquetados, y guárdalos en el frigorífico después de la compra, para garantizar su frescura hasta la fecha de consumo preferente.

FUENTE: ABC España

Dejá tu comentario