Turismo | Área Protegida | santa cruz | turismo

La Laguna Azul es el eje del turismo en el sur de la estepa santacruceña

La Laguna Azul, uno de los principales atractivos turísticos del sur de Santa Cruz, se encuentra en el cráter de un volcán desde donde se tiene una vista privilegiada de los paisajes de la estepa patagónica en el límite continental argentino, sobre la frontera con Chile.

Este espejo de agua, a unos 60 kilómetros al sur de Río Gallegos, es el eje del turismo en la Reserva Provincial Geológica Laguna Azul, que es parte del parque volcánico Pali Aike, que se extiende por ambos países y del lado chileno conforma un parque nacional.

La laguna tiene un diámetro aproximado a los 560 metros, en torno al cual los bordes del cráter forman acantilados de más de 50 metros de tonos grisáceos que contrastan con el azul profundo del ojo de agua y matizados por líquenes de tonos cálidos y el blanco del guano de las aves que anidan en sus cuevas.

La especie predominante entre las aves que anidan en los paredones basálticos es la bandurria, mientras en otros espacios de la reserva se pueden ver ñandúes y fauna terrestre de la región, como guanacos y liebres europeas.

El volcán que encierra la Laguna Azul tiene un cráter secundario al este del principal, también inactivo pero seco, que es muy visitado por los turistas.

La flora circundante es la típica de zona árida y de estepa, como la que caracteriza al departamento santacruceño Güer Aike, donde se encuentra este atractivo, compuesta principalmente por coirones y arbustos bajos.

"La fotografía, el trekking y la observación de aves y plantas hacen de la laguna un paseo fantástico", dijo la secretaria de Turismo de Santa Cruz, Valeria Pellizza.

La funcionaria se refirió a obras realizadas en la reserva desde mediados de este año para optimizar las visitas de turistas, quienes cuentan con una playa de estacionamiento, instalaciones para acampar, un mirador principal y un sendero con sentido circular de casi un kilómetro.

Pelliza indicó que "este sendero permite lograr las mejores panorámicas y llegar de un modo seguro al espejo de agua".

La ruta de acceso al espejo de agua y sus zonas aledañas cuenta con nueva señalética de aproximación en los dos sentidos de circulación y portales de ingreso construidos con materiales de la zona.

El campo volcánico que contiene a la Laguna Azul desarrolló su actividad ígnea durante el último millón de años y las más recientes erupciones se remontan a unos 5.000 a 10.000 años.

La secretaria de Turismo santacruceña sostuvo que estas erupciones "son las que le dieron a las rocas las formas caprichosas que hoy presentan".

Todo este complejo fue declarado Reserva Provincial Geológica Laguna Azul en 2005 por el gobierno de Santa Cruz, y ahora está en marcha un proyecto para dotarlo de un audio guía vehicular que acompañará el trayecto de 60 kilómetros desde Río Gallegos.

"Este trabajo sinérgico marca un antes y un después para la historia del uso público y la conservación de un área protegida tan preciada", aseveró Pellizza.

El lugar más alto de esta reserva, el borde del cráter principal, está a unos 200 metros sobre el nivel del mar, aunque hay puntos más altos del lado chileno, donde se extiende en el Parque Nacional Pali Aike, creado en 1970 en la región de Magallanes y Antártica Chilena.

fuente: télam

Dejá tu comentario