Tecnología |

La publicidad también llega a WhatsApp

A partir de 2020 la app de mensajería dará lugar a las publicidades, que comenzarán a aparecer desde la sección Estados, como se conocen a las fotos y videos que comparten los usuarios en el chat al estilo Stories de Instagram

WhatsApp es el servicio de mensajería móvil más utilizado en todo el mundo y, a su vez, tiene la particularidad de ser una de las aplicaciones de Facebookque no tiene avisos publicitarios. Eso cambiará en 2020 cuando el chat comience a ofrecer avisos publicitarios, de acuerdo a un anuncio realizado por la compañía en Holanda.

Los avisos publicitarios no estarán en medio de los mensajes, sino que aparecerán en la sección Estados, donde los usuarios utilizan fotos y videos para compartir lo que hacen con sus contactos. El anuncio fue realizado por Chris Daniels, el jefe responsable de WhatsApp que reemplazó a Jan Koum y Brian Acton, los confundadores del chat móvil, en el encuentro anual Facebook Marketing Summit que se llevó a cabo en Rotterdam, Países Bajos.

De esta forma, los avisos disponibles en Estados de WhatsApp tendrán un aspecto similar a las publicidades que suelen aparecer en las publicaciones en Stories de Instagram y en el mismo formato de contenidos que tiene la red social Facebook. Esta fuente de ingresos en el chat móvil se suman a las comercializaciones que realizará la compañía con la versión WhatsApp Business, que será gratis para tiendas y comercios, pero que tendrá un costo para las grandes compañías que deseen utilizar el chat como canal de comunicación con sus clientes.

A su vez, como anunció en la conferencia de desarrolladores F8, Facebook confirmó que buscará desarrollar el modelo de pagos móviles desde WhatsApp, una función que ya está disponible entre los usuarios de India.

Tanto Koum como Acton, alejados de Facebook, siempre sostuvieron que WhatsApp debía permanecer libre de avisos publicitarios. De hecho, en 2016 anunciaron que el chat, ya bajo el ala de Facebook, será un servicio completamente gratis, sin la suscripción de un dólar que cobraba en sus comienzos.

Fuente: La Nación

Dejá tu comentario