urbana - operativos 2020
Deportes | Deporte | Motocross | Rada TIlly | Comodoro Rivadavia

La radatilense Dana Bucemo abre su camino en Superbike Argentino

Dana Bucemo es una piloto de Chubut que busca hacer su camino en el Motociclismo Argentino y convertirse en una referencia para las chicas.

Las mujeres van ganando su lugar dentro del deporte motor y el motociclismo es una de las disciplinas donde se destacan. Las españolas Laia Sanz y Ana Carrasco son referencias a nivel mundial y en Sudamérica, la malograda Indy Muñoz y la uruguaya Stephanie “Fefi” Devoto actúan como una fuente de inspiración para la llegada de nuevas chicas a la especialidad.

El Superbike Argentino tendrá presencia femenina en la categoría Junior Cup. Dana Bucemo incursionará de lleno a nivel nacional y buscará ser la punta de lanza en el desembarco de más mujeres en el certamen más importe de la velocidad. Con 22 años, la chubutense cree que su condición no es un obstáculo para destacarse arriba de una moto.

“Creo que subestiman mucho la fuerza y el poder que puede tener una mujer arriba de una moto. Por suerte poco a poco eso está cambiando y se están sumando más mujeres a este deporte, que es tan lindo y que claramente cualquiera puede practicar independientemente de su género”, manifestó con contundencia Bucemo.

En la misma línea, comentó que trata de abstraerse del “qué dirán” y se enfoca en la idea de seguir progresando. “He escuchado comentarios machistas sobre las mujeres dentro de este deporte, pero prefiero hacer oídos sordos a lo que digan y seguir mejorando yo misma para demostrar que estamos a su altura”, aseguró.

dana bucemo - rada tilly ---.jpeg

La oriunda de Rada Tilly comenzó hace dos años su idilio con las dos ruedas, pero la pasión por el motociclismo viene desde muy chica, cuando acompañaba a su padre Jorge a las competencias de motocross. Tras varias pruebas, el 20 de septiembre de 2019 hizo su debut en la categoría Moto 3 Femenil de la Federación Bonaerense de Motociclismo (FEBOM) en el circuito de Roque Pérez.

En su estreno subió al podio, ya que finalizó tercera. Luego fue cuarta en San Nicolás y cerró su participación en el torneo provincial con un segundo lugar, nuevamente en Roque Pérez. La primera vez en el Superbike Argentino llegó el 1 de diciembre en el circuito nicoleño, donde concluyó 7ma en la Junior Cup.

“Creo que es una categoría muy buena y lo más importante es que es formativa, ya que permite que los que recién arrancamos en esto podamos mejorar y perfeccionar nuestra técnica para en un futuro estar preparados para subir de divisional”, explicó Bucemo al referirse a la categoría donde va a competir esta temporada.

Con vistas a su primer año completo en el campeonato, Dana tiene como meta evolucionar de manera integral. “Mis objetivos para este año son llegar lo mejor posible a cada carrera, seguir aprendiendo, tanto de mí misma como de otros pilotos e ir superándome poco a poco”, puntualizó.

En torno a esa idea de estar en óptimas condiciones, la chubutense ya avanza con su entrenamiento. “Estamos preparándonos para cuando arranquen las carreras. Tuve la suerte de que mi viejo pudo conseguirme una bici fija y varias cosas de gimnasio para seguir entrenando físico durante la cuarentena, así que metiéndole todas las ganas para llegar lo mejor posible a la primera fecha”, aseguró.

dana bucemo - rada tilly --.jpeg

Comodoro Rivadavia fue la primera ciudad del país que habilitó la práctica del deporte motor, pero en las últimas horas la aparición de casos positivos de COVID-19 hizo que tuvieran que volver a la Fase 2 de la cuarentena. Sin embargo, durante el período de tiempo en que estuvo autorizada la actividad, la integrante del DB|18 Racing Team pudo salir a pista.

“Me fue bastante bien por suerte, fui aflojando el cuerpo de a poco y retomando todo lo aprendido antes de la cuarentena”, dijo quién es entrenada por Mariano Moyano. Y agregó: “Lo que más me costó fue soltarme arriba de la moto, ya que iba bastante tensionada, pero después de un par de vueltas me fui acomodando”.

Por último, Bucemo contó la sensación de realizar una prueba bajo la nueva normalidad que impone la pandemia. “Creo que es cuestión de acostumbrarnos nada más. Al principio el barbijo es molesto, pero después de un rato te olvidas. Con respecto a la cantidad de gente que puede acompañarnos, nosotros siempre fuimos tres, así que fue fácil en ese sentido”, finalizó.

dana bucemo - rada tilly -.jpeg

Fotos crédito: Matías Aranda Zein y Megamax

Dejá tu comentario