urbana - servicios 2020
Nacionales |

La «regla del minuto», el método japonés para evitar el desorden

¿Cuántas veces has empezado algo con ganas pero lo has dejado a medias o te has cansado antes de terminarlo? . Lo cierto es que existe un método japonés, denominado «método Kaizen» o «regla de un minuto» que permite asimilar un hábito en poco tiempo y con menos esfuerzo del que creemos.

La «regla del minuto» consiste en realizar a diario durante 60 segundos una misma tarea para que esta se convierta en rutina y que, con el paso de los días, pueda desarrollarse durante más tiempo y con más efectividad.

El término «Kaizen» se construye a partir de los significados de «kai» (cambio) y «zen» (sabiduría). En definitiva, significa «buenos cambios» y tiene como objetivo lograr una mejora permanente en la vida personal, familiar, social y laboral. Al principio, esta filosofía se empezó a emplear en el mundo laboral, pero poco a poco se ha ido introduciendo en el resto de aspectos de la vida diaria.

Una de sus aplicaciones tiene que ver con el ámbito del hogar, pues para mejorar nuestro orden y limpieza solo tenemos que comenzar aplicando la regla del minuto a diario en tareas relacionadas con esos objetivos.

La principal característica de este método es su simplicidad, pues el hecho de realizar una tarea duranteun minuto cada día no requiere un esfuerzo o energía adicionales. De hecho, tal como explica Gerardo Montoiro, gerente de Bissell España, mientras vamos adoptando la rutina podremos ir también venciendo la pereza que al principio nos daba realizarla. Será entonces cuando podremos ir aumentando de forma gradual el tiempo que dedicamos a esa actividad. Estos son los cinco pasos que, según el experto, debemos tener en cuenta para aplicar este método.

1. Clasificación (o «seiri»)

La primera tarea esencial es desprenderse de aquello que no es necesario, es decir, separar lo imprescindible de lo que no necesitamos y desechar todo aquello que no nos sirva. Solo hay que dejar aquello que es útil y, totalmente esencial para nuestro día a día.

2. Orden (o «seiton»)

Una vez se hayan clasificado los artículos es el momento de ordenar según su frecuencia de uso. La idea es reducir el tiempo que se invierte en buscar lo que necesitamos en cada ocasión pues con este gesto se aumenta la productividad. Además, evitaremos el desorden en toda la casa y sin obstáculos.

3. Limpieza (o «seiso»)

La limpieza es clave en todas las estancias de la casa. Por eso, si todos los días dedicas al principio ese minuto para iniciar esas tareas, antes de lo que crees podrás aumentar el tiempo de realización y ya no será una obligación ni te dará pereza realizarla. «Es cierto que si tienes que ordenar un armario tardarás más de un minuto. Pero la clave está en que esos primeros minutos tal vez puedas dedicarlos a desechar y ordenar. Una vez que esté todo organizado podrás aumentar el tiempo en mejorar lo conseguido pues solo habrá que mantener el orden ya creado», comenta Montoiro.

4. Estandarización ( o «seiketsu»)

Una vez que tengas finalizados los pasos anteriores, es hora de crear los hábitos . Para ello es importante que todos los días dediques ese minuto al orden para crear rutina y no fallar. Esta pauta permitirá que el trabajo del hogar sea más sencillo en el día a día manteniendo el orden y la limpieza. Como elementos básicos para vivir en un ambiente saludable y sin estré, es recomendable hacer la cama a diario, guardar cada cosa en su lugar tras su uso, mantener la cocina y el baño en buenas condiciones.

5. Autodisciplina (o «shitsuke»)

La quinta y última fase refuerza y fomenta la autodisciplina. De hecho ya no preocupa tanto el orden porque los hábitos ya estarán interiorizados. Ahora solo hay que cumplir con el trabajo y en la vida diaria.

Puntualidad y regularidad

Este método Kaizen es una fórmula sencilla pues con solo un minuto al día trabajaremos la mente y el cuerpo para ser capaces de realizar esa tarea que tanto nos cuesta realizar. Uno de los trucos para que resulte más efectiva es empezar a hacerlo siempre a la misma hora, todos los días de la semana.

También puede ser una técnica perfecta para incluir en los hogares con niños con objeto de que empiecen a adoptar prácticas de orden y aseo tanto en casa como fuera de ella. Es conveniente que destinen un minuto en ordenar algo sencillo o que se enfoquen en algún punto específico de su dormitorio y así poco a poco irán creando nuevos hábitos en su día a día.

Principios básicos

  • Dejar de poner excusas, huir de la pereza y avanzar de forma lenta pero segura. El momento es ahora.
  • Concentrarse en lo real y lo posible. La pereza genera estrés y ansiedad y al final solo piensas en negativo. Deja de lado esa mentalidad y céntrate en los avances y en las cosas positivas.
  • Enseñanza continua. Cada día se debería aprender algo nuevo, nunca es tarde para aprender y seguir avanzando. El mundo se mueve y nuestra mente, también
  • Sin perfección somos más felices, este método no pretende buscar la perfección. Al contrario, hay que abandonar la perfección y aprender equivocándose
  • Aprender de los errores, no somos perfectos y errar es sano. Lo mejor es corregir los errores, buscar soluciones y seguir con los retos marcados.
FUENTE: ABC España

Dejá tu comentario