Medio Ambiente | Internacional | medio ambiente

La Unión Europea prohibió el uso de productos desechables

La Unión Europea endureció su política para combatir la contaminación por plástico –  que representa ya el 85% de la basura acumulada en playas, mares y océanos –  con la aprobación ayer de una directiva que prohíbe totalmente a partir de 2021 plásticos de un solo uso como platos, cubiertos, pajitas, bastoncillos para los oídos o cajas para comida rápida.

La nueva norma ha salido adelante por una amplia mayoría de 560 votos a favor, 35 en contra, y 28 abstenciones.

Establece también un objetivo de recuperación del 90% de las botellas de plástico en 2029. En 2025 el 25% del plástico de las botellas deberá ser reciclado, porcentaje que debe aumentar hasta el 30% en 2030. Además, los Estados miembros deberán tomar medidas para disminuir de forma significativa el consumo de recipientes alimentarios y de vasos de plástico, incluidas sus tapas. No obstante, en este caso no se fijan metas concretas.

Los envases de las toallitas húmedas deberán llevar un aviso en la etiqueta para informar a los consumidores de la presencia de plástico y del daño ocasionado al medio ambiente si no se desecha debidamente en la basura. El mismo aviso deberá aparecer en los envases de los cigarrillos y otros productos del tabaco con filtro de plástico.

Los fabricantes de tabaco estarán además sujetos a un sistema de responsabilidad ampliada. Eso significa que tendrán que pagar los costes de los sistemas públicos de recogida de colillas, incluidas las infraestructuras necesarias, como las papeleras específicas. Se trata de aplicar estrictamente el principio de quien contamina, paga.

La votación en la Eurocámara constituye el penúltimo trámite en la aprobación de esta directiva para reducir el consumo de plásticos de un solo uso. Los Gobiernos de los Veintiocho deben ratificarlo en los próximos días, pero es sólo una formalidad porque ya han dado luz verde al texto. Una vez que se publique en el Diario Oficial de la UE, los Estados miembros dispondrán de dos años para incorporar la norma en sus respectivas legislaciones nacionales.

Fuente: El español

Dejá tu comentario