urbana - servicios 2020
Nacionales | Argentina

Los 55 centros termales argentinos se destacaron en un congreso en España

Argentina participó del I Congreso Internacional sobre Agua y Salud, donde presentó sus fuentes termales con infraestructura turística de 21 provincias, que generan un impacto económico de 50 millones de dólares anuales.

Argentina tuvo una destacada participación en el I Congreso Internacional sobre Agua y Salud que finalizó en España, donde sorprendió a los participantes al presentar sus 55 fuentes termales con infraestructura turística de 21 provincias, que generan un impacto económico de 50 millones de dólares anuales, además de otras 400 aún fuera del circuito.

De ese total, que expresa el potencial argentino en materia de turismo termal, unas 200 están disponibles para su explotación, aunque sólo 55 cuentan con infraestructura para recibir turistas y hay 11 en las que hay actividades termales sin concurrencia turística.

La oferta de Argentina para el turismo de bienestar fueron descriptas en ese encuentro que culminó ayer en "formato híbrido", con participantes presenciales y virtuales, mediante una presentación encabezada por el Instituto Nacional de Promoción Turística (Inprotur).

También participaron de la exposición ante ese foro con sede en la ciudad gallega de Ourense representantes de Entre Ríos, Santiago del Estero, Misiones, Catamarca, Chaco, Jujuy, La Rioja, Neuquén y Salta.

El director ejecutivo del Inprotur, Ricardo Sosa, señaló en ese marco que "el turismo termal va a crecer tras la pandemia", por lo que "hay que acompañar ese desarrollo creando más servicios, nuevos complejos termales y mejor infraestructura en los que ya existen".

El funcionario aseguró que hay interés en todas las provincias para potenciar los atractivos de sus centros termales y remarcó que por ese motivo "este segmento contará con un amplio apoyo desde el Ministerio de Turismo y Deportes".

Una de las provincias que expuso su potencial fue Entre Ríos, que cuenta con 16 complejos termales que suman 125 piscinas, distribuidos en Basavilbaso, Chajarí, Colón, Concepción del Uruguay, Concordia, Federación, La Paz, Gualeguaychú, María Grande, San José, Victoria, Villa Elisa y Villaguay.

El secretario de Turismo entrerriano, Gastón Irazusta, sostuvo que "la provincia ofrece su impronta regional en cada centro termal, donde además de disfrutar de las propiedades curativas de las aguas salinizadas, los turistas pueden conocer la historia, la cultura y la gastronomía de cada región".

Por las santiagueñas Termas de Río Hondo, habló el intendente Jorge Mukdise, quien manifestó que "la pandemia de coronavirus exige un mayor compromiso de los actores de este segmento para brindar seguridad sanitaria a los turistas".

"El turismo termal creció y consolidó a Las Termas de Río Hondo como uno de los destinos turístico más importante de Latinoamérica por sus más de 170 establecimientos hoteleros de diferentes categorías, que en conjunto con cámpings y cabañas suman más de 15.000 plazas de alojamiento", acotó.

Esa ciudad santiagueña es el único destino con aguas termales en todos sus alojamientos, lo que ofrece la particularidad de tomar baños en espacios privados dotados de las máximas condiciones de seguridad e higiene.

Misiones participó con la descripción de los atractivos del proyecto público-privado Termas de la Selva, en un predio natural de ocho hectáreas vecino a Oberá, rodeado de abundante vegetación, plantaciones de yerba mate y diversas especies nativas de la selva paranaense.

La representante del Ministerio de Turismo misionero en el proyecto Termas de la Selva, Adriana Lagable, remarcó que "el centro termal cuenta con tres piletas que reciben aguas del acuífero Guaraní a temperaturas que varían entre los 37 y los 42 grados y con senderos saludables para realizar caminatas y otras actividades físicas".

"Una de las características es que está abierto hasta tarde, por lo cual los turistas pueden disfrutar de los ruidos y los aromas nocturnos de la selva mientras toman baños termales", destacó la funcionaria.

Las Termas Sagradas de los Incas, en Jujuy; las Termas entre Dinosaurios y Olivos, en La Rioja; El Paraíso del Bienestar Termal, en Neuquén; el complejo de Rosario de la Frontera, en Salta, y el centro termal municipal de Roque Sáenz Peña, en Chaco, también participaron de la presentación organizada por el Inprotur.

El I Congreso Internacional sobre Agua y Salud, que tanto en su modo presencial como el virtual reunió a más de 500 personas de 30 países, contó con 50 mesas de debate de especialistas de Argentina, Brasil, España, Estados Unidos, Italia, Portugal, Tailandia, Túnez y Uruguay.

El evento reemplazó a la 20ª Feria Termatalia -el encuentro más importante del sector a nivel mundial- también organizado por Expourense, que estaba programada para las mismas fechas en Entre Ríos y fue postergada para el año próximo a causa de la pandemia de coronavirus.

Dejá tu comentario