Policiales | mujer | Violencia | Justicia

Un hombre fue condenado por revisarle el celular a su pareja

Además de la condena inicial por "maltrato doblemente agravado por el género y el vínculo", la Justicia lo sentenció por el delito de "violación a la privacidad".

La Justicia porteña condenó a un hombre que le arrebató el celular a su pareja para revisar su contenido y controlar sus conversaciones.

Además de la condena inicial por "maltrato doblemente agravado por el género y el vínculo", la Justicia decidió sentenciar al hombre por el delito de "violación de privacidad", luego de que quedara probado en el juicio que le sacó el teléfono de las manos a la mujer de forma violenta para después insultarla y golpearla.

"Cuando la mujer llegó a su domicilio estaba esperándola su pareja, quien le preguntó '¿con quién estabas?', '¿dónde estabas?' y '¿qué hacías sola por la calle?'. En ese momento, le arrebató su celular y lo revisó para determinar con quién había estado", se lee en el texto de la sentencia resuelta por el Juez Pablo Casas.

Del proceso que llevó al fallo del magistrado, participaron profesionales de la Oficina de Violencia Doméstica, que, entre otras cosas, concluyeron que se detectó violencia psicológica "por la existencia de dichos que atacan y denigran a la mujer", y violencia simbólica por la identificación en el vínculo de "estereotipos de género, que la pusieron en un lugar de discriminación y de desigualdad de trato, y de denostación, ya que no podía salir a determinada hora, tenía que decir dónde estaba, con quién o qué hizo".

Por último, destacaron que el hombre "presentaba una actitud controladora y de rechazo a la decisión de la mujer de ruptura de la relación", ya que permanecía en el hogar aún cuando la víctima había manifestado expresamente no querer continuar con el vínculo.

Por todo esto, Casas decidió condenar al hombre por dos delitos diferentes: a ocho días de prisión en suspenso "como autor responsable de la contravención de maltrato doblemente agravado por el género y el vínculo", y a tres meses de prisión en suspenso por "el delito de violación de privacidad previsto por el artículo 153 del Código Penal".

FUENTE: Mil Patagonias

Dejá tu comentario