Política |

Municipales acatan la conciliación obligatoria

La secretaria General del Sindicato de Empleados Municipales (SEM) de Rada Tilly, aseguró que el gremio acatará la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo de la provincia, tras el conflicto que mantenían los trabajadores en reclamo de un 35% de aumento salarial.

Luego de que el SEM definiera el día lunes declararse en estado de alerta, movilización y asamblea permanente y tras manifestarse en las puertas de la Municipalidad de Rada Tilly, ayer por la mañana, el gremio fue notificado por el Ministerio de Trabajo de la provincia sobre el dictado de la conciliación obligatoria, el cual acataron por lo que el jueves retomarían las negociaciones en el marco de las paritarias.

Al respecto, Marina Murcia, secretaria General del SEM, manifestó que si bien el Ejecutivo les había solicitado abandonar las medidas de fuerza ellos no habían aceptado dado que no se les daba las garantías de forma escrita de que el aumento salarial superara el 14 por ciento que les era ofrecido en primera instancia, porcentaje muy debajo del que solicitaba el sindicato que era de un 35 por ciento.

Pero a partir de la notificación donde se dictaba la conciliación obligatoria se suspendieron las medidas de fuerza, “hoy voy a entregar la notificación de que acatamos la conciliación como un gesto de buena voluntad y de diálogo” puntualizó Murcia.

Dobles discursos
Sobre las publicaciones periodísticas que invadieron distintos medios por el conflicto que se suscitaba en la villa balnearia, la secretaria General dijo que se habían dicho muchas cosas por lo que opinó “o se sienten amenazados o muy perseguidos”.

Asimismo, sobre las declaraciones del ejecutivo en la cual afirmaban que no había acatamiento a las medidas de fuerza del gremio expresó que desde la Subsecretaría de Trabajo se les dijo que “cuando las reparticiones públicas se ven amenazadas se dictaba la conciliación”, de manera que indicó que había un cierto doble discurso.


Finalmente, adelantó que las negociaciones serían muy difíciles ya que “hablan distinto idioma” dado que el gremio solicita un aumento salarial del 35 por ciento mientras el Ejecutivo considera que se trata de un 46 por ciento, sumado al aumento de 2013 que se aplicó este año.

“Me parece que tendríamos que dejar de hablar de porcentajes y hablar de sueldos, de los haberes y llevar los recibos de sueldo. Porque hablan de porcentajes como si fuera una barbaridad cuando no representa nada” concluyó.

Con las puertas abiertas
La secretaria de Hacienda de la Municipalidad de Rada Tilly, Denise Barone, por su parte, destacó que el equipo municipal trabajó para lograr la conciliación obligatoria y afirmó “nosotros en ningún momento quisimos dejar de dialogar pero utilizamos esta herramienta legal para seguir con las negociaciones”.

Del mismo modo subrayó que en la mesa de diálogo que se concretará el día jueves podrán hablar del aumento salarial así como del resto de los puntos propuestos por el gremio, “buscando un acuerdo beneficioso para todos”.

Además, recalcó que las puertas siempre estuvieron abiertas y manifestó “confío en que vamos a poder solucionar este tema”.

Dejá tu comentario