urbana - espacios
Nacionales | Argentina

Nació un bebe con dos cabezas en la provincia de Santa Fe

La madre, de 21 años, se realizó los controles de rutina donde nunca surgió ningún tipo de anormalidad. Sin embargo, al momento de nacer , le entregaron un bebé con dos cuellos y dos cabezas. Como las ecografías previas no habían advertido la malformación, no descartan una posible "mala praxis médica" o la "sustitución de un niño por otro"

Ayelén Liliana Aquino (21) se internó en el Hospital de Reconquista, Santa Fe, para comenzar con los trabajos de parto. Los médicos notaron que algo no iba bien y le realizaron una cesárea de urgencia a la joven, que por aquel entonces cursaba la semana 39 de su segundo embarazo. Un rato después, a la mujer le dijeron que su beba había nacido muerta y con dos cabezas. El hecho ocurrió el 25 de noviembre, pero recién trascendió ahora a partir de una denuncia presentada ante la Justicia.

Según dio a conocer Oscar Vázquez, el abogado de la familia Aquino, ninguno de los estudios previos realizados a Ayelén en el Samco de Avellaneda, municipio santafesino donde reside, había anticipado alguna anormalidad.

“Le tengo que dar la razón al médico que hizo las ecografías de que no había ningún problema, pero también le tengo que dar la razón a la abuela que fotografió el cadáver de su nieta y se observa la malformación de haber nacido con dos cuellos y dos cabezas”, expresó el letrado en declaraciones a la radio LT 10. "Nos presentamos en la fiscalía e hicimos una denuncia por presumible mala praxis médica, sustitución de un niño por otro, supresión de identidad y promovemos la constitución de querellantes", añadió.

Por otro lado, Vázquez agregó: "Tengo un certificado, firmado por la obstetra, que dice: nacido vivo, pesa 4,550 kg. Pero a la abuela, le dicen: nació muerto". Desde la familia apuntan a un error del especialista que realizó la ecografía y no advirtió la malformación o a la posibilidad de que a la madre le hayan sustituido a su hija (que había nacido viva) por otra, con la malformación antes mencionada. "Son tantas las sospechas de todo lo que sucedió, que no sabemos dónde estamos parados, por eso recurrimos a la fiscalía", completó.

"Se trató de un caso de gemelos siameses toracopagos que fue advertido recién tras el parto. Tenemos la tranquilidad de que acá llegó una mujer únicamente a tener su bebé y con un embarazo que había tenido controles en otro lugar”, argumentó Jorge Fiant, director del Hospital de Reconquista, en diálogo con Aire Digital.

Fuente: Diario Crónica

Dejá tu comentario