Nacionales |

Neuquén: cierran accesos a los principales lagos y balnearios por invasión de ratas

"Se deben incrementar las medidas de prevención para evitar el contagio de enfermedades zoonóticas como el hantavirus, que es endémica de toda la región, con especial atención en la zona de floración masiva de la caña colihue al noroeste del Parque Nacional", indicaron desde el Parque Nacional Nahuel Huapi en un comunicado.

La invasión de ratas genera preocupación en la cordillera patagónica y las autoridades del Parque Nacional Nahuel Huapi este viernes decidieron cerrar el paso a un sector de los principales lagos y balnearios del suroeste de la provincia de Neuquén para prevenir que los turistas por el fin de semana largo tomen contacto con la plaga que comenzó entre mayo y junio pasado.

Una de las especies que forman parte de las “ratadas” es el colilargo transmisor del hantavirus, según publicó Clarín. Entre diciembre de 2018 y marzo de 2019 se registraron 11 muertes y 34 contagios a raíz del último brote que impactó en Epuyén, Chubut.

Cientos de roedores aparecieron a principios de octubre ahogados en los lagos Espejo, Correntoso y Nahuel Huapi. Por el momento hay distintas hipótesis sobre las causas de la muerte de los animales, sin embargo despertaron las alertas del municipio de Villa La Angostura y alrededores.

“Se deben incrementar las medidas de prevención para evitar el contagio de enfermedades zoonóticas como el hantavirus, que es endémica de toda la región, con especial atención en la zona de floración masiva de la caña colihue al noroeste del Parque Nacional”, indicaron desde el parque en un comunicado.

Los sectores afectados por la restricción son: Lago Espejo, senderos Ultima Esperanza, Cascada Ñivinco, Correntoso Espejo, Totoral, Aguada del Burro, Rincón– Panguinal, Lagunas desde 7 lagos, Camino Viejo desde Correntoso a Cruce 7 Lagos. El texto además remarca que está prohibido consumir agua del lugar o bañarse en los lagos restringidos.

Por otro lado, en el paso fronterizo Cardenal Samoré, a 42 kilómetros de La Angostura, se intensificaron las acciones para mantener a los animales controlados y alejados.

En las últimas semanas, las ratas se habían comido los cables de una máquina de Vialidad Nacional ubicada en la montaña y de varios automóviles que estaban secuestrados por la Aduana. También se hallaron mordeduras en los neumáticos. Los coches fueron trasladados con el propósito de evitar más roturas.

Fuente: MinutoUno

Dejá tu comentario