urbana - espacios
Regionales | Chubut

Ofrecen 200 mil pesos de recompensa por millonario robo de lana a una estancia

Se llevaron 35 fardos de lana valuados en dos millones de pesos de una estancia cercana al Dique Florentino Ameghino. Fue durante la madrugada del 25 y del hecho habrían participado al menos cuatro ladrones que podrían ser de Trelew. El damnificado por el millonario robo, ahora ofrece una recompensa de hasta 200.000 pesos a aquél que proporcione el dato de dónde está oculta la lana.

El establecimiento que se llama «La Lucila» está situado a un costado de la Ruta Nacional 25, en cercanías de Dique Ameghino.

El propietario de la producción de lana, Ap Iwan, confirmó que el hecho ocurrió entre la noche del 24 y la madrugada del 25 de diciembre; reveló que en el galpón donde se encontraba acopiada la lana «se hallaron cuatro huellas de zapatillas, zapatos y botines», y dice estar casi seguro de que alguno de los que participaron del ilícito estuvo trabajando para él en algún momento, «por la forma cómo se manejaron y el perfecto conocimiento del lugar que dejaron en evidencia», afirmó.

Seguidamente, relató que los ladrones «violentaron, por ejemplo, el portón que se abre de afuera, no el que se abre desde adentro. A ése, le cortaron la cadena con la que estaba asegurado y una vez (en el interior del galpón) corrieron un vehículo que yo había puesto contra el otro portón, al que alrededor le había colocado también unos fardos de lana. O sea, fueron muy meticulosos; es como que sabían por dónde tenían que ingresar», observó Ap Iwan.

El damnificado cree que la lana la cargaron en algún «acopladito» y «en una camioneta, porque 33 fardos que me faltaron no pueden entrar en un solo vehículo. Alguien más de apoyo tiene que haber habido, seguro», presumió. «Los rastros están y son evidentes», acotó.

-¿Cuántos kilos de lana serían?, se le consultó. «Y más o menos seis mil», dijo y cuando se le preguntó por el valor, indicó que «anda más o menos en 300 pesos el kilo. Porque -aparte- yo hago Prolana y ellos clasifican muy bien la lana y lo que es de borrego -que vale más- van en otros fardos, por eso digo que fue gente que entiende del tema porque se llevaron todos los fardos de borrego primero», señaló.

«Pero estas cosas pasan porque hay compradores, de lo contrario esta gente no saldría a robar lana. Seguro que ya tendrían dónde colocarla (en algún galpón)», sospechó.

Más adelante, se le preguntó por la recompensa que ofrece y en ese sentido especificó. «Si yo doy con la lana, ofrezco hasta 200.000 pesos. Pero tiene que ser un dato contundente», aclaró Ap Iwan.

«Yo la he peleado desde abajo para tener lo que tengo y que venga esta gente y me lleve todo, así, de un plumazo, la verdad que da mucha impotencia, despierta una amargura y uno no sabe para dónde disparar. La verdad que dan ganas de abandonar todo. Esto desanima terriblemente porque uno no lo espera», confió.

Fuente: Diario El Chubut

Temas

Dejá tu comentario