urbana - separar 2020
Regionales | patagonia

Patagónico que juntaba frutillas para ganar dinero, hoy dirige una APP en Suiza

Se trata de Gustavo Huenenelaf quien cada vez que tiene oportunidad viaja a la Patagonia Argentina para volver a sus raíces.

El Bolsón, en la provincia de Río Negro, fue su lugar en el mundo por muchos años, allí nació Gustavo Huenelaf, quien se crió con su abuela Lina, a quien define como la primera emprendedora de la familia.

Actualmente reside en Suiza donde funciona su propia empresa: Big Blue People, una start up que conecta a profesionales independientes con clientes.

Su recuerdo más presente es su abuela en la Patagonia Argentina. "Ella cocinaba empanadas y ñaco -trigo molido tostado que se usa para mezclar con leche, azúcar, vino- que vendía en la feria local". A Gustavo muchas veces le tocaba salir a tocar puertas con las bolsitas ya preparadas para vender a sus vecinos.

"Ella es la que me crió y yo le ayudaba a cocinar. Fue una experiencia interesante porque me crié con ella", contó a Cadena 3.

"Muchas veces se vendía en la feria. Otras, venía gente a casa o lo salía a vender yo. Ya me conocían. Poníamos en bolsas y golpeaba puerta por puerta", contó.

Salía con bolsos llenos que volvían vacíos. Había una bolsita extra para mí que era la comisión.

En sus años como adolescente, Gustavo se las ingeniaba para ganar su plata. En un primer intento, comenzó a cosechar frutillas pero lo echaron por equivocarse dos veces.

“Con la frambuesa me fue mejor. Siempre en las temporadas me iba a cosechar, de lunes a viernes y los sábados nos pagaban. Iba con mis tíos y mis primos", detalló.

A los 17 años, y gracias a una amiga que le mostró unas fotos de barcos, decidió entrar en la Armada Argentina. Al mismo tiempo, terminó el secundario y se inscribió en la universidad a donde se recibió de Contador Público.

Finalmente, decidió dejar la Armada e insertarse en el mundo corporativo. Ingresó a una empresa petrolera en Buenos Aires y notó que él estaba fuera de contexto con respecto a sus compañeros.

En ese momento, y alentado por querer perfeccionar su inglés, Gustavo decidió emigrar a Irlanda durante un año.

"Llegué y tuve mucha suerte porque conseguí trabajo a las 4 semanas ( en Microsoft)", detalló.

Y en la búsqueda constante, decidió migrar y llegó a Suiza donde creó la empresa que actualmente dirige.

Big Blue People opera en Brasil, Colombia y Argentina y tiene más de 20 mil profesionales asociados. Si bien en un primer momento sólo se lanzó para servicios como plomería o electricidad, actualmente se está expandiendo a fisioterapeutas, psicólogos y cuidadores.

FUENTE: Cadena 3

Dejá tu comentario