Internacionales | salud

Revelan imágenes de cómo la cocaína "come" el cerebro de un adicto

Las imágenes muestran cómo la droga puede "carcomer" el cerebro de un consumidor, dejándolo con discapacidades y, en el peor de los casos, muerto

Las imágenes del cerebro obtenidas a través de estudios de resonancia magnética de un consumidor habitual de cocaína revelan el daño que la droga puede causar con el tiempo.

El paciente no identificado fue diagnosticado con una condición rara llamada leucoencefalopatía tóxica inducida por cocaína después de abusar regularmente durante años.

Los estudios fueron efectuados en el hospital de Msida, de Malta. Según los profesionales que atendieron al paciente que permanece internado, se trata de un hombre de 45 años que estaba confundido y se comportaba de manera extraña, antes de que los médicos se dieran cuenta de que padecía leucoencefalopatía tóxica inducida por cocaína.

El doctor Ylenia Abdilla, que trató al hombre no identificado, explicó: "Es un trastorno raro que puede causar una discapacidad significativa. Este estudio de caso está destinado a aumentar la conciencia de esta condición".

Y agregó: "El pronóstico generalmente es malo y puede ser rápidamente mortal; sin embargo, algunos casos raros se recuperan por completo, como se ve en este informe de caso".

Según precisa el diario británico The Sun, Abdilla y sus colegas del Hospital Mater Dei en Malta, trataron al hombre tres días después de haber tomado cocaína por última vez. Durante su ingreso notaron que sus pupilas estaban dilatadas y "enérgicamente reactivas a la luz", y que el paciente "no cooperaba, no podía realizar tareas simples y no seguía las órdenes".

Abdilla envió a su paciente para una resonancia magnética en su cerebro, que reveló daños en la sustancia blanca en el cerebro.

"La leucoencefalopatía tóxica inducida por cocaína puede presentarse de varias maneras diferentes. Estos incluyen un nivel alterado de conciencia, confusión, lenguaje alterado, visión alterada, fiebre o espasticidad", indicó el galeno.

Y agregó: "El pronóstico es malo: la afección progresa rápidamente y con frecuencia conduce a la muerte. Raramente se ha informado que resulte en una recuperación completa, como en nuestro caso".

Fuente: Infobae

Temas

Dejá tu comentario