Turismo | capacitaciones | Corredor Bioceánico | patagonia | turismo | Comodoro Rivadavia

Rio Mayo recibió a la prestigiosa chef pastelera Rosi Baiardi

Las capacitaciones se traducen en atención y servicio, lo que las transforma en un ingrediente indispensable para el sector turístico de cualquier localidad. En esa dirección la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA), a través de sus filiales, ofrece una amplia gama de propuestas académicas.

En esta oportunidad fue el turno de Rio Mayo donde los días 10 y 11 de septiembre se realizó el curso "Pastelería Avanzada. Parte I" a cargo de la chef pastelera Rosi Baiardi.

Hubo una gran concurrencia de personas de los distintos establecimientos hoteleros y gastronómicos de la localidad, quienes obtuvieron su certificado luego de ocho horas de aprendizaje teórico y práctico. Realizaron exquisitas recetas como Tarta Mara, Torta Lujuria, Torta Ángela y Rolls de canela. Antonio Roqueta, Miembro de la Comisión Directiva de la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica de la Patagonia Central, fue el encargado de acompañar a la chef al destino desde Comodoro Rivadavia y de la entrega de diplomas agradeciendo la participación y hospitalidad recibida.

“Rio Mayo está abierto a aprender y crecer como destino turístico”

Fue la declaración de Noma Mazquiaran, Secretaria de Turismo de Rio Mayo, quien reconoce la trascendencia de estas capacitaciones y resalta el entusiasmo que genera en el sector lo que se traduce en una amplia participación siendo para muchos habitantes una manera de profesionalización de sus oficios.

“En un pueblo como Rio Mayo que tiene 3500 habitantes lo que pretendemos es que se preparen para una salida laboral a futuro. También hace que los servicios que podamos ofrecer mejoren continuamente. Estamos en un punto estratégico sobre la Ruta Nacional N° 40 y recibimos muchos turistas que la vienen recorriendo como también aquellos que viajan, desde o hacia Chile, utilizando el Corredor Bioceánico. El turismo es para mí una de las industrias más importantes y prometedoras de la región” indicó.

Cuenta que para ellos la temporada alta comienza en octubre y se extiende hasta la antesala del invierno. También que están logrando que quienes se detienen a cargar combustible o descansar, consuman algún servicio extra, ya sea realizar una excursión, almorzar en un restaurante local y que hasta algunos deciden quedarse a pasar la noche.

“Hemos realizado, entre otras, la capacitación de servicio de mucama, que es fundamental para esta industria porque el turista lo nota y es la impresión que se lleva del destino, sin importar la categoría del hotel, importa que las cosas estén bien hechas” asegura Mazquiaran quien además gerencia un establecimiento hotelero privado.

También destaca otras como servicio de mozos y camareras, y hasta cocina para celíacos. “No importa el tamaño de la localidad sino el estar preparados hace la diferencia al momento de atender. Por acá pasan muchísimos extranjeros y te puedo decir desde mi actividad privada, que el comentario positivo del boca en boca trae nuevos visitantes porque nos lo hacen saber” relata Norma Mazquiarán.

Dejá tu comentario