urbana - servicios 2020
Policiales | Barrio Ceferino | Denuncia

Robaron dos veces en una pollería en menos de 24 horas

Ocurrió el sábado a la mañana, en un local del barrio Ceferino. No pasaron 24 horas que nuevamente fueron hasta el lugar con intenciones de robo, pero esta vez cuatro delincuentes fueron detenidos.

Alrededor de las 8 de la mañana del día sábado, delincuentes ingresaron a la pollería “Qué muslo” ubicada en avenida Kennedy al 1.600 del barrio Ceferino y se apoderaron de numerosos elementos, los propietarios al llegar se encontraron con el desastre y para no interrumpir sus horas de trabajo concurrieron por la noche a la Seccional Cuarta de Policía para radicar la correspondiente denuncia pero tras salir del negocio los delincuentes nuevamente fueron al comercio.

“Nos avisaron que habían entrado a robar durante la mañana, se llevaron la cortadora de fiambre, una termoselladora y toda la mercadería”, señaló Daniela Yoselie propietaria de la pollería en diálogo con Crónica y continuó: “A la noche fuimos a la Comisaría a hacer la denuncia, a las 22 estábamos ahí cuando escuchamos que estaban pidiendo un móvil porque habían entrado de vuelta. Rompieron la puerta e hicieron destrozos, se llevaron cajones de cerveza, rompieron mercadería que había quedado. Agarraron a cuatro chicos, dos menores y dos mayores”.

Asimismo, la damnicada explicó que “estamos en este negocio hace dos años y es la primera vez que nos pasa esto. Son chicos conocidos que vienen a comprar, uno viene con una clienta, nunca vimos nada raro, venía siempre, compraba y se iba a su casa” y advirtió que se trataba de estas personas cuando estaba en la comisaría y llevaron a los mismos en calidad de detenidos; “intentaron esconderse en la escuela cuando salieron corriendo pero la policía los agarró” mencionó.

Yoselie se lamentó y dijo que “esto te da odio porque uno está todos los días acá trabajando, hacemos horario corrido y estamos todo el día. Estarían mirando cuando nos fuimos y volvieron a entrar, cuando llegamos habían cosas tiradas afuera, estaba todo dado vuelta. Siempre te queda el miedo porque no sabés qué pueden hacer o cómo pueden reaccionar”.

Sobre los elementos sustraídos por la mañana, la mujer precisó que la cortadora de ambre está valuada en unos 160 mil pesos, y la termoselladora en 60 mil: “Te da bronca porque la van a vender por dos mangos, el jueves llegó mercadería y teníamos las heladeras llenas, en ambre se llevaron entre 30 y 40 mil pesos”.

FUENTE: adn sur

Dejá tu comentario