Policiales | Comodoro Rivadavia

Se enteró que su hijo había robado y lo entregó a la Policía

El padre se acercó con los elementos robado y junto a su hijo ante la Comisaría Séptima de Policía de Comodoro.

El padre de un joven de 20 años el jueves por la mañana en la Comisaría Séptima para entregar tres mochilas y un teléfono celular que habían sido robados durante la madrugada por su hijo y por otro individuo, quienes se desplazaban a bordo de un Ford Falcon blanco y amenazaban a sus víctimas con cuchillos.

El hombre se presentó ante la policía junto a su hijo B.D., al que también entregó a la policía.

El joven quedó detenido, acusado provisoriamente como coautor de al menos cuatro robos agravados ocurridos en los barrios San Martín y San Cayetano durante la madrugada.

En las denuncias tomaron intervención las funcionarias de Fiscalía, Belén De La Canal y Silvia Chaura, junto a personal policial de la Brigada de Investigaciones. ´Por estas horas se aguardaba la detención del segundo implicado.

LAS VICTIMAS

En uno de los asaltos la víctima fue un joven de 24 años, quien caminaba por avenida Polonia y calle Pasteur, al que le robaron un teléfono celular marca Hyundai. Además, el chofer del automóvil bajó y le sacó la mochila en la que la víctima llevaba ropa de trabajo y una billetera.

Otra de las víctimas fue una agente de policía. Denunció que a las 5:30 mientras se encontraba de civil en la parada de colectivos de Los Alamos y San Martín, fue interceptada por dos hombres ‑uno delgado y alto y otro obeso-, quienes se movilizaban en un Ford Falcon blanco.

La mujer alcanzó a correr hacia otra parada, sobre Rivadavia y Tabaré, donde se hallaba una mujer con su hijo pequeño, a quien los delincuentes también comenzaron a amedrentar.

La víctima tomó su teléfono para llamar a la policía, pero uno de los delincuentes sacó un cuchillo por lo que la agente policial salió corriendo hacia una estación de servicio cercana mientras los ladrones escapaban.

A las 6, otra mujer fue víctima de los delincuentes en Rivadavia y La Cautiva. La víctima y su pequeña hija fueron interceptadas por los ocupantes del Falcon quienes le sacaron la mochila con útiles escolares y un uniforme de la niña.

A la misma hora, una mujer denunció que cuando se encontraba en su domicilio, escuchó gritos provenientes de la calle y que al mirar por la ventana observó que un hombre con gorra descendía de un Ford Falcon blanco y empezó a golpear a una mujer que se resistía a abordar el coche por la fuerza. Sucedió en Estados Unidos y Rivadavia.

Fuente: El Patagónico

Dejá tu comentario