urbana - espacios
Policiales | crimen | Investigación

"Somos inocentes", dijo uno de los rugbiers en Villa Gesell

La defensa de los ocho imputados volvió a pedir la prisión domiciliaria al participar de la audiencia ante el magistrado Mancinelli, que resolverá mañana el pedido.

Fabián Améndola, uno de los abogados que representa a la familia de Fernando Báez Sosa, contó que en la audiencia oral realizada esta mañana ante el juez de Garantías de Villa Gesell, uno de los acusados Matías Benicelli, habló por todos los acusados del crimen y dijo que son "inocentes".

La defensa de los detenidos pidió ante el juez de la causa que, de dictarles la prisión preventiva, puedan cumplirla de forma domiciliaria, informó Améndola.

Améndola solicitó por su parte que el homicidio sea triplemente agravado por "premeditación, alevosía y placer".

Además, comentó que pidió que se profundice la investigación para intentar identificar a un joven vestido de negro que aparece en el video donde se observa a los rugbiers abrazarse y retirarse de la escena del crimen.

El letrado aseguró que el juez de Garantías David Mancinelli adelantó que mañana resolverá el pedido de prisión preventiva de la fiscal del caso, Verónica Zamboni, quien, a su vez, ratificó su requerimiento y dijo que en los próximos días ampliará las acusaciones.

Embed

Los ocho rugbiers acusados de matar a Fernando Baéz Sosa en Villa Gesell salieron a las 11.20 del juzgado de Garantías de esa ciudad y, entre insultos y gritos de personas que se acercaron al lugar, fueron subidos a un micro de regreso a la Penitenciaría 6 de Dolores, donde están detenidos.

Tras permanecer tres horas exactas en el edificio judicial donde se desarrolló la audiencia judicial previa a la resolución del pedido de prisión preventiva realizado por la fiscal Verónica Zamboni, los rugbiers fueron retirados del lugar por los penitenciarios mientras la gente los insultaba y les gritaba "asesinos"

Los ocho rugbiers llegaron a la mañana a la audiencia oral clave para definir su situación procesal, a bordo de un micro custodiado por cuatro patrulleros del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

Al la puerta del juzgado, ubicado en el Boulevard Silvio Gesell y Paseo 130 donde además la policía montó un vallado y un operativo de seguridad, se acercaron algunos vecinos que recibieron a los imputados al grito de “asesinos” y “se van a pudrir adentro”.

Los imputados son: Máximo Thomsen (20) y Ciro Pertossi (19), acusados de ser "coautores" del crimen, Luciano (18) y Lucas Pertossi (18), Enzo Comelli (19), Matías Benicelli (20), Blas Cinalli (18) y Ayrton Viollaz (20), considerados por la fiscal del caso como "participes necesarios".

La audiencia, denominada técnicamente como “del artículo 168 bis” del Código Procesal Penal bonaerense, fue presidida por el juez de Garantías 6 de Dolores, David Mancinelli, y tiene como principal objetivo que las partes desarrollen sus argumentos antes de que el magistrado resuelva el pedido de prisión preventiva que el lunes presentó la fiscal Zamboni para ocho de los acusados.

Luego de esta audiencia, Mancinelli tiene plazo hasta el sábado para definir si los ocho quedan detenidos mientras continúa la investigación.

Dejá tu comentario