urbana - separar 2020
Nacionales | medio ambiente

Un 60% disminuyó la colonia de pingüinos magallánico durante la última década

Mientras en el 2009 se podía verificar una colonia cercana a los 64 mil pingüinos, actualmente en Isla Magdalena llegan unas 25 mil parejas, esto producto de la dificultad alimenticia que están viviendo año a año.

A 500 años del viaje en el que Hernando de Magallanes descubrió el principal paso natural entre el Atlántico y el Pacífico, actualmente quienes frecuentan la zona advierten que el cambio climático ha llegado para quedarse: los pingüinos van en descenso y, salvo excepciones, los glaciares retroceden.

“Actualmente esta colonia viene en bajada. Solíamos tener 64 mil parejas hace unos diez años durante cada verano en la isla Magdalena y ahora llegamos a unas 25 mil. Hay varios factores. Entre ellos el cambio climático, que afecta considerablemente a la población, o la contaminación acuática o costera, además de las dificultades de alimentación que cada vez son más notorias”, contó Ricardo Cid, administrador del Monumento Natural Los Pingüinos.

Gestionada por la Corporación Nacional Forestal (Conaf) y ubicada en la Región de Magallanes y Antártica Chilena, la isla, sin apenas vegetación, no solo destaca por sus pequeños inquilinos blaquinegros, sino también por acoger multitud de gaviotas o cormoranes.

El apogeo llega entre octubre y abril, meses con las temperaturas más livianas, cuando, como en otras zonas de la Patagonia o en las islas Malvinas, los pingüinos llegan, ponen sus nidos y al volver el frío migran hacia lugares más templados de Uruguay o Brasil.

“El pingüino está en un estado casi amenazado, está en una lista roja por lo cual hay que estar monitoreándola constantemente”, comentó Carlos Olave, investigador de Cequa, quien añadió que “hay una hipótesis que se está barajando que es que hayan cambiado las zonas de alimentación, entonces cuando están empollando o en época de crianza tienen que ir más lejos para alimentarse, por ende, demoran más en regresar, probablemente ese sea uno de los problemas”.

El ser humano también tiene injerencia directa en la disminución de los habitantes de Isla Magdalena, los pingüinos magallánicos, se han encontrado restos plásticos en las cercanías.

“Nos hemos encontrado constantemente con bolsas plásticas, envases de paté, cajetillas de cigarrillos en los sectores donde habitan los pingüinos”, manifestó Claudia Godoy, veterinaria Ornitógala de Conaf en el Monumento Nacional Los Pingüinos

Fuente: El Pinguino.com

Dejá tu comentario