Policiales | Chaco

Un hombre asesinó a golpes a su mujer embarazada de 9 meses

La joven estaba desaparecida desde el sábado pasado. Ocurrió en la localidad chaqueña de La Leonesa.

Karen Natalí Alarcón, tenía 24 años, y fue vista por última vez el viernes a la noche cuando salió de su casa alrededor de las 20 horas. Tras una intensa búsqueda, su pareja confesó el doble crimen: es que la joven estaba embarazada de 9 meses.

Durante la búsqueda, los efectivos entrevistaron a familiares y vecinos, quienes establecieron que la joven tenía una relación con un hombre de 35 años a quien lo encontraron en su domicilio y fue conducido a la comisaría para tomarle declaración testimonial, ya que sospecharon que podría estar involucrado con su desaparición.

En la dependencia policial, según los voceros consultados, el hombre confesó que tuvo una discusión con Karen y que luego la golpeó hasta dejarla inconsciente, aunque esa declaración debe ser ratificada por el imputado en sede judicial para tener valor probatorio en el expediente.

El sospechoso también reveló dónde había dejado el cuerpo, por lo que le avisaron al fiscal en turno, Daniela Meiriño, quien ordenó que los efectivos fueran a un campo situado en el acceso a La Leonesa, localidad a 77 kilómetros al este de Resistencia y perteneciente al departamento Bermejo.

Tras un rastrillaje, hallaron el cuerpo de una mujer sin signos vitales y con vestimenta similar a la que el vecino había descripto que llevaba Karen.

Médicos del hospital local confirmaron en el lugar la muerte de la mujer y del bebé que gestaba.

Peritos del Gabinete Científico del Poder Judicial trabajaron en el lugar del hallazgo e identificaron a la víctima como Karen Alarcón.

Ante esta situación, la fiscal dispuso que el demorado, cuya identidad no fue suministrada, sea notificado de su aprehensión acusado del delito de "Homicidio agravado por femicidio".

El femicidio de la joven causó gran conmoción en la localidad chaqueña, de 8.800 habitantes, no sólo por la brutalidad del hecho sino porque el 16 de julio la víctima, que ya tenía dos varones, había realizado con familiares y amigas el "baby shower" de su tercer hijo, al que iba a bautizar Genaro, según surge de sus publicaciones en Facebook.

Inclusive a horas antes de desaparecer, subió fotos mostrando su panza y unos escarpines que le habían regalado.

Desde que se conoció el crimen, sus amigas publicaron gran cantidad de mensajes lamentando el hecho y pidiendo justicia: "Que brille para ellos la luz que no tiene fin. Qué dolor, qué injusticia. Nos están matando. ¿Hasta cuando?, escribió Diamela Vanessa.

Temas

Dejá tu comentario