urbana - espacios
Policiales | Córdoba | Violencia

Una pareja de abuelos vive aterrorizada por los golpes y amenazas de muerte de su nieto

Cansado de las agresiones, el matrimonio consiguió una orden de restricción, pero el agresor no la respetó.

Héctor y Nilda son dos abuelos que viven en Córdoba y están aterrados por los golpes y amenazas a los que los somete su nieto Matías. El joven tiene una orden de restricción, pero de todos modos no se detiene en su accionar contra la pareja de 78 y 77 años.

Son dos abuelos que se mudaron de Tanti a Miramar (junto a la laguna de Mar Chiquita en Córdoba) buscando un lugar tranquilo, pero el domingo 2 de febrero el joven, que vive en el pueblo cordobés, viajó hasta la ciudad balnearia para visitar a su padre y para agredir nuevamente las dos personas mayores.

“Vino hasta mi casa directamente a violentarnos”, contó Nilda y agregó: “Pasó por el frente y nos insultó. Dio la vuelta a la manzana, se subió a la vereda y quiso pisarnos con la moto”.

Luego reveló: “Nos amenazó y dijo que no iba a parar hasta matar a mi marido, que es su abuelo de sangre”. La mujer asegura que no entiende el origen de las agresiones, aunque sospecha de un móvil económico: “Siempre nos llamó la atención sus malos modos pero nunca pensamos que fuera a agredirnos así”.

Respecto a los antecedentes de violencia, Nilda contó que el 22 de noviembre, durante una mudanza en Tanti, su nieto le tiró una piedra que le lastimó la cabeza. No había sido la primera vez, pero fue la gota que rebalsó el vaso ahí decidieron denunciarlo.

Fue así que la fiscalía de Carlos Paz dictó una orden de restricción para que Matías no se acerque a la pareja que luego el joven incumplió en Miramar.

“Matías, ¿por qué querés hacernos tanto daño?”, le preguntó Nilda al agresor cuando los amenazó de muerte ese domingo. Pero el agresor no contestó.

“Me cuesta dormir y vivimos con miedo. Cada ruido que escuchamos en la casa pensamos que puede ser él. No es justo pasar los últimos años de nuestras vidas con este temor y esta depresión”, lamentó la abuela y reveló: “Nuestro propio hijo, el padre de este chico, está enojado con nosotros porque lo denunciamos por todas estas agresiones”.

FUENTE: Minutouno.com

Dejá tu comentario