Nacionales | medio ambiente

Vivir sin basura: "Hace un año y medio que no necesito sacar bolsas de residuos"

La historia de la argentina que busca generar un cambio.

Cada vez más personas en el mundo se suman al reto de generar el menor número de desperdicios posible. Una de ellas es Edelmira Altube, 31 años, marplatense, profesora de yoga y una de las referentes local del movimiento internacional "Basura Cero" o "Zero Waste".

En enero de 2018 comenzó a reducir al mínimo los residuos que origina en su casa de Miramar, donde vive con su pareja, Matías (31), productor audiovisual. El desafío se convirtió en su estilo de vida. Y hace casi un año y medio dejó de aportar más peso a los 45 millones de kilos de basura que los argentinos producen por día.

Su "chip verde" se activó la tarde que vio a Zoe y Jana, dos niñas de 7 y 9 años, juntando basura en una playa de Mar del Plata y pidiéndole a la gente que no dejen residuos en la arena. "Sentí que tenía que dejar de quejarme por la mugre de la playa y poner manos a la obra", recordó. Así lo hizo. Siguió el ejemplo de las nenas y empezó a imitarlas. A fuerza de angustia, tomó conciencia de que nuestro planeta está en emergencia: cada año 8 millones de toneladas de basura llegan a los mares y océanos donde ya hay decenas de billones de fragmentos de plásticos.

"Es mi granito de arena, el resultado de cambios muy grandes de hábitos que tienen un real impacto en el medio ambiente. Sólo haciendo compostaje, es decir transformando los restos orgánicos en abono natural, a los basurales llegaría casi el 60% menos de residuos porque la mayor cantidad de basura que se genera en una casa es orgánica", explicó.

Se involucró cada vez más en el tema. El año pasado obtuvo una beca en la Academia Circular de Santiago de Chile donde se capacitó como "agente de cambio", junto a 25 participantes de Latinoamérica. Poco después dio una charla TED en el Teatro Auditorium de Mar del Plata, que ya tiene casi 9.000 visualizaciones.

Su exposición, Nuestra basura: el camino a un consumo responsable, que dura casi 20 minutos, comienza así: "¿Cuántas bolsas de basura sacaste esta semana? ¿Las contaste? Hay gente que no me cree, que piensa que es imposible, otros no entienden el por qué y el para qué lo hago, me ven extremista, rara, pero la mayoría me pregunta con curiosidad cómo hago".

Comenzó a compartir sus nuevas prácticas en las redes sociales, especialmente en Instagram, @yoga.con.edelmira, y rápidamente su número de seguidores comenzó a subir. Las vueltas de los algoritmos la llevaron a conocer a la francesa Bea Johnson -actualmente vive en California-, pionera de la filosofía de vida "Zero Waste"", y a más activistas que no generan basura, como la colombiana Mariana Matija y la entrerriana Agustina San Millán; también a seguir las cuentas de @lalocadeltaper y @sentidocircular, entre otros grupos de referentes de quienes aprendió a transitar este camino.

Fuente:Infobae

Dejá tu comentario